Presidenta del Poder Judicial de Guerrero pide desalojo violento trabajadores parados

Compartir

3400

*** Denuncian tratos humillantes de jueces y magistrados hacia los trabajadores
*** Salarios de magistrados son de 200 mil pesos mensuales aproximadamente, mientras los trabajadores apenas ganan entre 2 mil 500 y 3 mil 500 quincenales
Jonathan Cuevas/API
Iguala, Gro.- La magistrada presidenta del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) del Estado de Guerrero, Lambertina Galeana Marín giró oficios a la Secretaría de Seguridad Pública para que desaloje a los paristas de Acapulco, Chilpancingo e Iguala, y garantice el acceso a las instalaciones judiciales.
Lo anterior fue revelado en Iguala por los trabajadores que llevan ya una semana en paro, en exigencia de mejoras laborales e incremento salarial, igual que los de las otras dos ciudades mencionadas.
Los paristas mostraron un documento firmado por la magistrada, en el que se solicita la intervención de la SSP para desalojar a los trabajadores que mantienen tomadas las ciudades judiciales de Acapulco y Chilpancingo, y, afirmaron que la solicitud también es para el caso de Iguala. Se trata del oficio número CJE/CGC/490/2015.
Entre otras cosas, los trabajadores afirmaron que la Comisión en Defensa de los Derechos Humanos (Coddehum) del Estado, solicitó al tribunal de justicia medidas cautelares para los trabajadores miembros del Sindicato de Servidores Públicos del Poder Judicial del Estado de Guerrero, en el sentido de que no se tengan represalias en su contra por su lucha emprendida por mejoras laborales, pero el Tribunal no ha dado respuesta al informe que solicitó la Comisión de Derechos Humanos, en cuanto a las medidas adoptadas.
En Chilpancingo, dirigentes del Sindicato de Servidores Públicos del Poder Judicial del Estado, acusaron al presidenta del Tribunal Superior de Justicia, Lambertina Galeana Marín, de negarse a resolver sus demandas a una semana de haber iniciado un paro de labores impulsado por mil 800 empleados en toda la entidad.
Al respecto, Adalberto Valenzo Martínez, Secretario General del gremio, dijo que las demandas centrales son un incremento salarial, debido a que desde 2011, no han recibido aumento a sus salarios “los consejeros y los magistrados se comprometieron a incrementarles el salario, pero no cumplieron”.
También demandan seguridad social; un programa de vivienda; y el reconocimiento a la antigüedad de cientos de trabajadores a los que no se les reconoce, y por lo tanto no han podido jubilarse “tenemos compañeros que llevan laborando de 25 a 30 años, creemos que hay una crisis laboral e institucional”.
Además exigieron que se reglamente el Sistema de Carrera Judicial, porque existen muchas inconsistencias “por eso están participando, no solo los trabajadores administrativos, y de los órganos jurisdiccionales, sino también los jueces de primera y segunda instancia”.
Insistió el dirigente sindical que el TSJ cuenta con recursos suficientes “apenas le incrementaron más de 58 millones de pesos a su presupuesto, pero la licenciada Lambertina Galeana no quiere otorgar nada a los trabajadores”.
Valenzo Martínez, dijo que existe un manejo turbio en el presupuesto, porque mientras los magistrados tienen grandes beneficios (con salarios cercanos a los 200 mil pesos, incluidas prestaciones), los trabajadores perciben salarios de 2 mil 500 o 3 mil 500 pesos. Además afirmó que existe un trato humillante a los trabajadores por parte de varios magistrados, o como sucede con la jueza de Tixtla Margarita Valenzo Flores, “que hostiga y humilla a los compañeros”.
Finalmente confirmó que mientras no haya respuesta a su pliego petitorio, continuará el movimiento “vamos incluso a impulsar un juicio político en contra de los miembros de la judicatura, que no cumplen con sus funciones”, concluyó. (Agencia Periodística de Investigación)

Comentarios

comentarios

Chilpancingo, Gro. 21 de Octubre del 2020.- El alcalde Antonio Gaspar Beltrán entregó este miércoles en un evento público 50 bolsas con medicamento caducado a 44 comunidades serranas del municipio de Chilpancingo. La mayoría de los insumos son para prevenir y aliviar enfermedades respiratorias y gastrointestinales durante esta temporada invernal, exactamente en poblados como San Vicente, Chautipan, El Fresno. Cada bolsa que fue expuesta sobre una mesa de plástico contenía alrededor de 100 diferentes tipos de medicinas, entre estos Acetif de 500 miligramos, utilizada para fiebre; Albendazol y Metronidazol para desparasitar y Miconazol para lesiones por hongos. Sin embargo, algunos otros como Clorfenamina compuesta, un antihistamínico para cuadros alérgicos como gripe, ranitis, rinorrea, urticaria, estornudo, picazón de ojos, caducaron desde el 2 de octubre de este año. En esa misma situación se encuentra la Hiosultrina de 10 miligramos, cuyas tabletas son para calmar dolores abdominales y cólicos, el cual expiró este martes 20 de octubre. No obstante, el titular de la Secretaría de Salud municipal, Abraham Jiménez Montiel aseguró en entrevista previo al evento que los medicamentos, aún caducados, no ponen en riesgo la salud de los habitantes de las 44 comunidades, bajo el argumento de que tienen todavía tres meses de vigencia. «Los medicamentos no caducan como tal, no tienen memoria. Si se fijan, por cuestiones de Cofepris, el medicamento dura 18 meses pero eso no significa que van a caducar», dijo el funcionario. Durante el evento, el primer edil también habló del tema e informó que estos insumos, que fueron donados por otros estados, comenzarán a repartirse a partir de este viernes y serán retirados en el mes de enero para evitar repercusiones en la salud. Esta situación se da en medio del crítico problema por la que atraviesa el estado por el repunte de casos positivos y decesos de Covid-19. (www.apiguerrero.net)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *