Contexto Político. El valemadrismo de Helguera

Compartir

Por Efraín Flores Iglesias

Dice el adagio: sobre advertencia no hay engaño. Y ocurrió lo que tendría que ocurrir en el Congreso del estado. La fracción parlamentaria de Morena empezó a desmoronarse.

Al inicio de la LXII Legislatura, el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador contaba con 22 legisladores (18 de mayoría relativa y 4 de representación proporcional). Y como una demostración de fuerza o maniobra política inteligente, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros logró convencer a Celeste Mora Eguiluz y a Servando de Jesús Salgado Guzmán para dar el famoso chaquetazo (acción oportunista de saltar de un partido político a otro).

Morena festejó que Mora Eguiluz y Salgado Guzmán hayan dejado al PRD y al PT, respectivamente, ya que de esa manera lograba mayoría absoluta. O sea,  más de la mitad de los integrantes del Congreso del estado.

Desafortunadamente, dicha bancada ha sido muy torpe para ejercer su mayoría a la hora de votar importantes iniciativas. Y se entiende. La mayoría de sus integrantes son unos novatos en el debate político e ignorantes en Derecho.

Mientras Pablo Amílcar “aprendía” a dirigir a sus compañeros de la “Cuarta Transformación”, los coordinadores parlamentarios del PRI y el PRD, Héctor Apreza Patrón y Celestino Cesáreo Guzmán, convencían a los representantes del PVEM, PAN, MC y PT para armar un gran bloque anti Morena. Y lo lograron.

Insisto, la mayoría de los diputados morenistas no saben ni dónde están parados, pues la mayoría de ellos salieron de la nada. Algunos ganaron distritos gracias al efecto AMLO y otros mediante tómbola, como son los casos de Carlos Cruz López, Saida Reyes Iruegas, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros y Blanca Celene Armenta Piza.

El 29 de noviembre de 2018, Sandoval Ballesteros se convirtió en el primer integrante de la LXII Legislatura en solicitar licencia, ya que fue invitado por el presidente López Obrador para fungir como delegado del gobierno federal en el estado de Guerrero.

La Coordinación de Morena y la Presidencia de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) se mantuvieron acéfalas durante varios días. Los ingenuos y novatos representantes de la “Cuarta Transformación” se tardaron en elegir al sucesor de Sandoval Ballesteros.

En plena celebración a la Virgen de Guadalupe, los morenistas del Pejeyac eligieron como su coordinador parlamentario a Antonio Helguera Jiménez, hermano de un peligroso asalta bancos y miembro de la guerrilla en los años 70s.

El acuerdo de gobernabilidad que logró Pablo Amílcar Sandoval con los coordinadores parlamentarios y representantes de partidos al inicio de la LXII Legislatura, fue roto por el inepto de Antonio Helguera, a quien sólo le importa manejar con opacidad el presupuesto del Congreso y adjudicar contratos millonarios a empresas de Iguala, tal como lo hizo con la compra del tablero electrónico. ¡Zas!

Desde un principio comenté que Helguera es lo peor que lo pudo haber pasado a Morena en el Congreso local, ya que es un personaje sin tablas políticas, ignorante de la ley y un títere del que lo puso en la Jucopo.

La falta de liderazgo en la bancada de Morena tuvo una seria consecuencia esta semana: la pérdida de la mayoría absoluta.

El martes 21 llegó a la oficina del presidente de la Mesa Directiva, Verónica Muñoz Parra, un oficio suscrito por Samantha Arroyo Salgado, quien solicita se le reconozca como integrante de la LXII Legislatura, aclarando que no le interesaba formar parte de alguno de los grupos o representaciones de partido existentes en el Congreso del estado.

Arroyo Salgado es suplente de la morenista Saida Reyes Iruegas, quien el pasado 29 de abril solicitó licencia por tiempo indefinido “por motivos personales”.

En la sesión del martes 21 que se celebró en el auditorio del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Samantha Arroyo rindió protesta como nueva integrante de la LXII Legislatura.

Y este jueves fue muy clara al afirmar: “no soy militante de Morena”. Asimismo, la ahora legisladora independiente y originaria de la región de Tierra Caliente se sentó junto a la bancada del PRI y votó en contra de una propuesta de Morena.

Tal vez para el señor Helguera no pasa nada. Pero queda claro que es un pésimo coordinador. Y lo comento porque no es tan común que un partido mayoritario en un Congreso y que gobierna al país pierda a un integrante.

Y es muy probable que más miembros de Morena abandonen el barco antes de las elecciones de 2021, ya que varios de ellos regresarán al redil.

Es lo malo de no formar cuadros políticos y tener que pedir prestados por otro lado.

ENTRE OTRAS COSAS… Por instrucción del presidente Andrés Manuel López Obrador, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, designó este jueves a Ricardo Peralta Saucedo como subsecretario de Gobernación, luego de la renuncia de Zoé Robledo Aburto, quien asumió las riendas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Peralta Saucedo es abogado por la UNAM y maestro en Derecho Constitucional y Administrativo. Y cuenta con especialidades en Procuración de Justicia, Delincuencia Organizada, Seguridad Nacional y Sistema Penal Oral y Adversarial, así como en prevención en lavado de dinero y anticorrupción.

Al inicio de la presente administración federal se desempeñaba como el administrador general de Aduanas del Servicio de Administración Tributaria (SAT), bajo las órdenes de Margarita Ríos-Farjat.

El nuevo funcionario de la SEGOB tiene raíces en la región de Tierra Caliente de Guerrero.

Comentarios: E-mail: efrain_flores_iglesias@hotmail.com; Facebook: Efraín Flores Iglesias; Twitter: @efiglesias   

 

 

Comentarios

comentarios

Artículo Anterior

De las campañas…

About the author

Artículos relacionados