Maestros de la CETEG lanzan huevos contra Congreso del Estado, demandan la abrogación de la Reforma Educativa

Compartir

Bernardo Torres/API

Chilpancingo, Guerrero.-Integrantes de la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), tomaron el Congreso del Estado, y lanzaron huevos contra la fachada en protesta por la discusión que se lleva a cabo a nivel nacional por la abrogación total de la Reforma Educativa.

Unos 200 maestros, cerraron desde las 11:30 de la mañana los tres principales accesos al inmueble impidiendo la entrada y salida de trabajadores, previo al inicio de la sesión ordinaria que se llevaría a cabo este martes; para exigir la intervención de los diputados locales en la abrogación de la Reforma.

Los maestros consideran que la propuesta de reforma educativa enviada por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador al Congreso de la Unión es una copia de la aprobada en el gobierno de Enrique Peña Nieto, y no tiene nada que ver con lo prometido en campaña.

La razón de la toma del Congreso Local explicaron los maestros, obedece a que este poder en Guerrero tiene una deuda con el magisterio, al haber avalado en 2013 la Reforma Educativa, y ahora por ser mayoría el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), quien abanderó esta causa en el pasado proceso electoral, y a quienes el magisterio dio un voto de confianza.

Para atender la protesta salieron del recinto legislativo los diputados de Morena, Ricardo Castillo Peña y Alfredo Sánchez Esquivel, quienes fueron encarados por una maestra que reclamó que cada vez que llega una movilización al Congreso les cierran las puertas.

Ante los diputados, también señalaron que miente el presidente, Andrés Manuel López Obrador, al señalar que los maestros buscan el control de la venta y la herencia de plazas como se hacía en el pasado, siendo que sólo buscan garantizar la educación pública y gratuita.

Los dos diputados morenistas, dijeron desconocer en qué sentido se hizo la propuesta del presidente Obrador ante el Congreso de la Unión, lo que de igual forma fue recriminado, pues desde el mes de septiembre el magisterio aglutinado a la CNTE entregó propuestas, tanto a nivel federal, como estatal que no fueron tomadas en cuenta.

Otra de las demandas que está abanderando la CNTE y la CETEG, es el ingreso de 5 mil 743 docentes al Fondo Nacional de Aportaciones para la Nómina Educativa (FONE), quienes en este momento se encuentran en la incertidumbre respecto a sus pagos y por otro lado la reinstalación de más de 500 maestros que fueron despedidos por la Reforma Educativa.

La advertencia del magisterio, es que si el dictamen presentado ante el pleno del Congreso de la Unión se aprueba en ese mismo sentido, que no deroga la reforma y tiene cambios mínimos, se abrogará la reforma en las calles tanto en la Ciudad de México y en las entidades federativas. (Agencia Periodística de Información)

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *