Contexto Político: Atliaca y sus circunstancias

Compartir

Por Efraín Flores Iglesias

Con 629 votos, Erasto Moreno Alixtac se convirtió en el nuevo comisario de Atliaca, municipio de Tixtla de Guerrero, representando a la planilla tricolor (PRI).

Mientras que sus adversarios Raymundo Espíritu, de la planilla amarilla (PRD), logró 390 sufragios, y Ciriaco Vázquez Flores, de la planilla blanca (Morena), consiguió en las urnas 323. Éste último es padre de uno de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala, en septiembre de 2014.

Durante ocho años ininterrumpidos, el PRI ha ganado la Comisaría de la comunidad más grande de Tixtla.

El pasado 1 de julio, dicho instituto político también se alzó con el triunfo en las elecciones locales, no así en la elección de presidente de la República que ganó Andrés Manuel López Obrador. Y hace un par de semanas ganó la Presidencia de los Bienes Comunales con Octavio Ojeda Granados.

Del 2012 a la fecha, el PRD ha gobernado Tixtla, y por todos los medios los alcaldes han pretendido imponer un comisario a modo, pero los atliaquenses han impedido tal situación, a tal grado de tomar las armas.

Por cierto, dos regidores (de 8 que conforman el Cabildo tixtleco) son nativos de Atliaca.

Lo importante es que la elección del domingo 10 se realizó sin ningún contratiempo y ante la presencia de autoridades municipales.

La elección fue democrática. Los pobladores votaron con libertad y en secreto en las urnas.

De acuerdo al INEGI, Atliaca cuenta con 7 mil 439 habitantes (3,735 hombres y 3,704 mujeres).

Atliaca colinda al sur con Acatempa y Tixtla, al norte con Apango (cabecera municipal de Mártir de Cuilapan), al este con Almolonga, y al oeste con Zumpango (cabecera municipal de Eduardo Neri).

La mayoría de sus pobladores se dedican a la agricultura, a la ganadería, a la elaboración del tabique y al comercio; y hay quienes emigran a los estados de Nayarit, Durango, Sinaloa y a Nuevo León, así como a Estados Unidos, en busca de mejores oportunidades.

También hay un buen número de profesionistas, y jóvenes que ingresan a las filas del Ejército mexicano y como miembros de los cuerpos de seguridad pública.

Además, Atliaca es uno de los principales productores de mezcal de la región Centro de la entidad y de los que todavía conservan el idioma náhuatl.

Cuenta con tres jardines de niños (Narciso Mendoza, Benito Juárez y Escudo Nacional), cuatro primarias (Redención Proletaria, Adolfo López Mateos, Lázaro Cárdenas y Miguel Hidalgo), una secundaria federal (Ernesto Moreno Bello), una preparatoria popular de la Universidad Autónoma de Guerrero (Emperador Cuauhtémoc) y un campus de la Universidad Intercultural del Estado de Guerrero.

Su principal fiesta es la del Quinto Viernes de Cuaresma, en honor a San Salvador. Y el 1 de mayo de cada año recibe a miles de personas de municipios cercanos y extranjeros que disfrutan del rito de petición de lluvias en el pozo de Oztotempa.

Los mayordomos de Atliaca, Zumpango, Apango, Chichihualco, Acatlán, Mezcala, Chilpancingo, Zitlala, San Juan Tetelcingo y Xochipala se organizan para realizar el rito que data de hace más de 500 años.

En una entrevista que el periódico El Sur le hizo a don Juan Sánchez Andraca, distinguido escritor y autor de la novela “Un mexicano más”, afirmó:

“Estoy convencido que el pozo de Oztotempa es el centro religioso prehispánico de mayor concentración en el estado de Guerrero, y quizá en el país”.

Describió que desde el 24 de abril, de cada año, los pueblos indígenas empiezan a subir al pozo de Oztotempa a buscar un maíz silvestre que se llama teocinque (maíz de dios), y el 2 de mayo sube la cruz de Atliaca, que es la cruz líder.

“Cuando llega la cruz de Atliaca –ese mismo día aproximadamente a las 11 de la noche–, aquello es un mundo de gente yo he calculado poco más de 5 mil pedidores de lluvia que llegan al pozo de Oztotempa, que duermen toda la noche allí alrededor, y a partir de las 7 de la mañana es verdaderamente impresionante la cantidad de alimentos que tiran al pozo para alimentar a los ídolos, a los gigantes, al sol, a la luna, las nubes y las estrellas”, indicó. (El Sur, 19-IX-2002).

Así las cosas allá en el pueblo que un día me vio nacer y del que tengo muy gratos recuerdos.

Comentarios: E-mail: efrain_flores_iglesias@hotmail.com; Facebook: Efraín Flores Iglesias; Twitter: @efiglesias

Comentarios

comentarios