Enfrentamientos y daño ambiental a dejado conflicto agrario en la montaña; las autoridades, omisas 

Compartir
Juan Blanco/API
Reportero
 
Chilpancingo, Gro., 04 de febrero de 2019. (Síntesis de Guerrero).– El conflicto agrario entre las comunidades indígenas de Zitlaltepec, municipio de Metlatónoc, y Buena Vista, municipio de San Luis Acatlán ha ocasionado, además de diversos enfrentamientos entre los comuneros, un impacto ambiental en esa zona ante la omisión de las autoridades.
En ocho años al menos mil árboles, entre los cuales se encuentran pinos, han sido talados ilegalmente sin que la Comisión Nacional Forestal (Conafor) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) hagan algo al respecto, dijo el presidente del Comisariado Ejidal de Zitlaltepec, Miguel Santiago Lorenzo.
En conferencia este lunes en las instalaciones del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP), el habitante de esa comunidad acusó de estos daños al ejido de Buena Vista.
Como se recordará, los Bienes Comunales de ambas localidades ubicadas entre los límites de la región de la Montaña y la Costa Chica de Guerrero, desde hace 80 años mantienen una disputa agraria por 488 hectáreas.
En julio de 2015 el Tribunal Unitario Agrario (TUA) número 12 de Chilpancingo emitió una resolución a favor de Zitlaltepec, en la que resolvió que de las 488 hectáreas en disputa sólo 57 corresponden a Buena Vista.
En aquel momento el gobierno estatal por medio de sus dependencias propuso que los comuneros de esta última recibieran una contraprestación económica, a cambio del resto de las 488 hectáreas, pero los representantes de aquel núcleo agrario no aceptaron por lo que hasta el momento el conflicto persiste.
Muestra de ello, es la detención de Cayetano Florentino Placido el 27 de diciembre pasado, a quien, autoridades del núcleo ejidal de Zitlaltepec, sorprendieron cortando arboles en la línea que divide como ejido a ambos poblados causando un gran daño ambiental y ecológico, pues se han contabilizado al menos mil árboles deforestados.
Los ejidatarios que lo aseguraron lo trasladaron a la comisaría municipal de Chiixtlahuaca, quienes, mediante asamblea, determinaron ponerlo a disposición de la casa de justicia comunitaria de Zitlaltepec por los delitos de tala de árboles de manera ilegal.
En respuesta, el martes 29 de enero vecinos de al menos cuatro comunidades del municipio de San Luis Acatlán bloquearon la carretera federal Acapulco-Pinotepa Nacional para exigir la liberación de Florentino Placido.
Tras la protesta, el sábado pasado ejidatarios de Zitlaltepec realizaron una asamblea para determinar la situación de la persona detenida, a la cual también fue invitada la familia de este, el subsecretario de Asuntos Agrarios del gobierno del estado, Fernando Jaimes Ferrel y autoridades de Buena Vista, pero no asistieron.
El ejido determinó fijar una sanción económica al arrestado y en cuanto sea pagada, será liberado, sin embargo, hasta el momento los familiares ni autoridades locales de Buena Vista han acudido por él, acusó Santiago Lorenzo.
Luego de la omisión, la asamblea exigió a las autoridades de los tres órdenes de gobierno una mesa de trabajo para resolver  “de manera definitiva el conflicto agrario entre ambas partes.
Asimismo insistieron en que la Fiscalía General del Estado, de la cual es titular Jorge Zuriel de los Santos Barrila, debe ejecutar inmediatamente las órdenes de aprehensión liberadas en 2015 en contra de Cirino Placido Valerio, hermano de Bruno líder de la UPOEG,  por los delitos de robo y daños en agravio de ejidatarios de Zitlaltepec.
Si en el plazo de quince días dicho organismo no da tramite a sus peticiones, el ejido de esta localidad advirtió que “se verá obligado a manifestarse mediante bloqueos carreteros para evidenciar la opacidad de la Fiscalía”. (Agencia Periodística de Investigación)

Comentarios

comentarios