Estos son los 5 estados más seguros para los ductos de Pemex (sí los hay)

Compartir

Según datos de Pemex, en el país sí existen cinco entidades en donde sus ductos no sufren tanto robo de combustible.

ARTEMIO GUERRA BAZ /CUARTOSCURO.COM
El 5 de junio de 2018, en la comunidad de San Pablo Autopán ubicada en Toluca, Estado de México se registró la explosión de un ducto de PEMEX por una toma clandestina de combustible.

Si bien el tema del huachicoleo se ha enfocado en evidenciar cuáles son los estados que lideran la lista de tomas clandestinas, con base en datos de Petróleos Mexicanos (Pemex) también se puede observar que hay cinco entidades en donde los ductos no sufren tanto robo de combustible.

Haciendo un comparativo entre los números del 2017 y los del 2018 (aunque los datos oficiales solo arrojan hasta octubre, en HuffPost sacamos una cifra promedio), destaca que si bien hay estados que tienen cero tomas clandestinas, como Baja California Sur, cabe aclarar que aquí no hay ductos de Pemex, por ello únicamente tomas en cuenta a las entidades en donde sí hay tubos de la empresa..

San Luis Potosí es el estado con menos ordeña de combustible. En 2018 solo presentó una y de hecho, tuvo una reducción del 80% pues en 2017 tenía seis. La misma situación se tuvo en Aguascalientes, en donde hubo una baja del 33.33% al pasar de tres a dos.

Y aunque Yucatán tuvo un incremento del 140%, sus tomas solo pasaron de una en 2017 a dos en 2018.

En Chiapas también hubo un aumento del 240% entre un periodo y otro, ya que en 2017 solo contaba con cinco tomas clandestinas y el 2018 lo terminó con 17.

Mismo caso es el de Durango, que tuvo un ascenso del 177.78% de un año a otro; en 2017 solo se habían detectado nueve, y en 2018 ya había 25.

El contraste

Este lunes, durante la conferencia matutina en Palacio Nacional, el director de Pemex, Octavio Romero, informó que el 80% de las tomas clandestinas, entre 2016 y 2019 se registraron en Hidalgo, Puebla, Guanajuato, Jalisco, Veracruz, Estado de México y Tamaulipas.

De acuerdo con el funcionario, en 2016 Hidalgo tuvo 344 tomas clandestinas, pero la lista la encabezaba Puebla con mil 533, seguido de Guanajuato con mil 309.

Sin embargo, para el 2018, Hidalgo se posicionó como el líder con 2 mil 121, seguido de Puebla con 2 mil 072.

De hecho, dijo que sólo en lo que va de 2019, la entidad gobernada por el priista Omar Fayad, ha registrado 164 eventos, lo que significa más del doble de los ocurridos en Guanajuato, la entidad que este año ocupa el segundo lugar en robo de combustible, con 72 tomas detectadas.

Enfocándose en la zona de Tlahuelilpan, en donde el pasado viernes 18 de enero explotó un ducto que hasta el momento ha dejado 89 personas muertas, Octavio Romero expresó que en la localidad se han reparado 70 tomas clandestinas en lo que va del año.

En cuanto a tomas clandestinas con incendio son 13 en Hidalgo, de 2017 a la fecha, de las cuales seis han sido en el municipio de Tlahuelipan.

No obstante, no es lugar con más tomas clandestinas, ese lo ocupa Tula, pues tan solo en 2018 hubo cerca de 500.

Fuente: HuffPost

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *