Linfoma, cáncer que afecta a cualquier edad: IMSS_Guerrero

Compartir

Acapulco, Gro., a 15 de septiembre de 2018.                 

 Cada 15 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Linfoma, con el objetivo de informar a la población sobre este tipo de cáncer, que sin importar edad, puede afectar a las personas, informó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Guerrero.

El linfoma es un cáncer de una parte del sistema inmunológico llamado sistema linfático, conocidos como tumores sólidos de la sangre.  Este cáncer es producido por una proliferación maligna de linfocitos (células defensivas del sistema inmunitario).

Son diversos los síntomas que puede desarrollar esta enfermedad, como ganglios linfáticos inflamados, sin dolor, en el cuello, las axilas o la ingle; pérdida de peso inexplicable, fiebre, sudoración nocturna profusa, tos, dificultad para respirar o dolor torácico, debilidad y cansancio que no desaparece, dolor, inflamación o sensación de hinchazón abdominal.

El especialista en oncología médica y quirúrgica del Hospital General Regional (HGR) N° 1 Vicente Guerrero, Abelardo Medina Martínez, explicó que en el desarrollo del linfoma se produce una merma en el funcionamiento del sistema inmunitario (las células encargadas de la defensa del organismo) que puede ser más severa cuanto más se haya diseminado la enfermedad.

Explicó que si la médula ósea se ha afectado puede producirse anemia u otros cambios en las células de la sangre. Comentó que el diagnóstico de este padecimiento se considera difícil, debido que la sintomatología es muy fácil de confundirse con otras enfermedades como la gripe.

Existen los tipos de linfomas: los indolentes  y aquellos agresivos y/o altamente agresivos. Los indolentes tienden a crecer de forma lenta. Aun sin ningún tratamiento, los pacientes que padecen  este tipo de linfoma con frecuencia viven muchos años sin presentar problemas a causa de la enfermedad. Para algunos de estos pacientes, no se recomienda ningún tratamiento hasta que se desarrollen síntomas, indicó.

En cambio, los linfomas agresivos crecen más rápidamente y sin tratamiento. La esperanza de vida para esos pacientes es de semanas o meses. La base del tratamiento es quimioterapia y radioterapia.

El especialista Medina Martínez insistió que es recomendable que los derechohabientes acudan de forma continua con su médico familiar para cualquier síntoma y recibir un diagnóstico oportuno.

Comentarios

comentarios

About the author

Artículos relacionados