En 2018, alumnos de la prepa 26 de Chilapa siguen desertando por la violencia: ex director

Compartir

API

Chilapa de Álvarez, Gro. 12 de junio de 2018.- Ángel Benigno Capistrano García, ex director de la preparatoria número 26 “Albert Einstein” del municipio de Chilapa, dio a conocer que en lo que va del año 2016, al menos 6 alumnos han desertado por la violencia, aunque, aclaró, la cifra ha reducido en comparación al año pasado.

El profesor dejó la dirección de la escuela tras las recientes elecciones en la universidad de Guerrero, y consideró que los tres años que estuvo al frente, fue un proceso muy complicado por el entorno de violencia que se dio en el municipio.

La escuela que depende de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), y es una de las que mayores problemas de deserción ha tenido, por lo que Capistrano García consideró que su periodo fue muy intenso y con bastantes exigencias.

Los tiempos que vivie el municipio al ser considerado uno de los más violentos de la entidad, insistió, hacen más complejo el trabajo de los maestros, sobre todo los que trabajan con jóvenes.

Aunado a ello, fue intenso dado a las exigencias federales, porque ahora se debe tener una preparatoria certificada: “todos los estándares de la UAGro exigen que sus preparatorias estén dentro del padrón de buena calidad y educación”.

Ángel Benigno aseguró que en lo que va del ciclo escolar solo abandonaron sus estudios 6 estudiantes. “Como año se vivió una deserción, fue un porcentaje considerado, fue menor a comparación del año pasado”, aseguró.

El ex director de la preparatoria número 26 agradeció la confianza que los padres de familia depositaron en su persona.

Cabe mencionar que la preparatoria 26 de Chilapa fue una de las instituciones más golpeadas en el municipio por la violencia, ya que fueron amenazados los maestros, y en un año y medio, asesinados dos alumnos.

Durante más de dos meses el alumnado de dicha institución educativa tuvo que tomar clases por la plataforma de WhatsApp debido a las amenazas de grupos delincuenciales que, les advertían que no podían regresar a las aulas.

Además, tuvieron que cambiar los horarios de los turnos matutino y vespertino, como protocolos de seguridad. (Agencia Periodística de Investigación)  

Comentarios

comentarios

About the author

Artículos relacionados