Choques en frontera de Gaza dejan al menos 16 muertos

Compartir

El ejército israelí mató al menos a 16 palestinos e hirió a centenares ayer, en uno de los más violentos enfrentamientos de los últimos años que estallaron cuando miles de habitantes de la Franja de Gaza acudieron a la frontera con Israel para manifestarse.

Decenas de miles de palestinos, incluidos niños, se congregaron durante el día a lo largo de la barrera que separa la Franja de Gaza de Israel, en el marco de la “Gran Marcha del Retorno”.

Ese movimiento de protesta es convocado por la sociedad civil para exigir el “derecho al regreso” de los refugiados palestinos y denunciar el bloqueo impuesto por Israel a Gaza. Las movilizaciones duran seis semanas.

Unos pocos manifestantes se acercaron a unos centenares de metros de la barrera, que es a menudo escenario de choques violentos entre habitantes del enclave palestino y soldados israelíes. Estos últimos dijeron haber respondido disparando con fuego real y gases lacrimógenos, después de que palestinos del otro lado de la frontera les lanzaran piedras y bombas incendiarias.

Según el Ministerio de Sanidad palestino, al menos 16 palestinos murieron durante los enfrentamientos y más de mil 400 resultaron heridos.

El presidente palestino, Mahmoud Abbas, atribuyó toda la responsabilidad de esos muertos a Israel.

Los palestinos y también Turquía acusaron a Israel de uso desproporcionado de la fuerza y la Liga Árabe lo tildó de salvaje.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se reunió de urgencia para abordar esos enfrentamientos.

La tarde de ayer, fuerzas israelíes bombardearon con tanques y aviones tres posiciones del movimiento islamista Hamás, que gobierna en Gaza, en represalia por un intento de ataque contra sus soldados.

Las protestas coincidieron, además, con el “Día de la Tierra”, un homenaje que se rinde anualmente a seis árabes israelíes muertos en 1976 en manifestaciones contra la confiscación de tierras por Israel.

Un portavoz militar estimó que ayer hubo unos 30 mil manifestantes. “El ejército impuso una zona militar cerrada alrededor de la franja de Gaza, toda actividad en ese sector necesita autorización”, declaró.

Horas antes del comienzo de esa protesta, un disparo de artillería israelí había matado a un agricultor palestino en el sur del enclave.

Los dirigentes militares y políticos israelíes advirtieron que el ejército no dudaría en dar a los francotiradores la orden de abrir fuego si los palestinos intentaban entrar en territorio israelí durante las manifestaciones.

Los gazatíes levantaron campamentos con carpas cerca de la valla fronteriza para denunciar el estricto bloqueo impuesto desde hace diez años por el Estado hebreo y el cierre casi permanente del paso hacia Egipto.

Desde 2008, Israel y Hamás se han enfrentado en tres guerras en el enclave palestino y desde 2014 observan un tenso alto al fuego.

El ejército israelí afirmó haber desplegado importantes refuerzos en la frontera para impedir infiltraciones durante la celebración de Pésaj, la Pascua judía, que se celebra a partir de ayer por la noche.

Fuente: Excélsior

Comentarios

comentarios