Denuncian a policias federales de la patrulla 17220 por privación ilegal de la libertad y tortura

Compartir

-En Iguala privaron de su libertad a un joven

Iguala, Gro., marzo 18 del 2016 (IRZA).- Elementos de la Policía Federal que se mueven en la patrulla 17220 fueron denunciados por los delitos de privación ilegal de la libertad, tortura y amenazas, por un joven que además, según dijo, tiene problemas cardiacos.

La denuncia fue presentada por la presunta víctima en la Agencia del Ministerio Público del Fuero Común (AMPFC), este viernes.

El quejoso, cuyo nombre se omite por seguridad, dijo que el jueves por la tarde caminaba por la Central de Abastos de esta ciudad con rumbo al tianguis, en donde compraría algunas mercancías.

Al llegar al tianguis, narró, de pronto sintió la presencia de la patrulla 17220 de la Policía Federal, de la que bajaron dos elementos uniformados que enseguida lo subieron a empujones al interior del vehículo policiaco.

Luego de “pasearlo” por varias calles y avenidas de esta ciudad lo llevaron a un lugar que no conoce porque todo el tiempo le cubrieron el rostro con su propia playera y lo encerraron en un cuarto pestilente.

Para esto, había ya transcurrido aproximadamente una hora. Los federales preguntaron al joven sobre cosas que, dijo, en su vida había escuchado. Durante el interrogatorio le asestaron fuertes golpes en el cuerpo y también recibió amenazas, que si no aceptaba su culpabilidad sobre delitos que él nunca ha cometido, lo iban a matar.
A los elementos poco les importo que el agraviado les dijera que estaba enfermo del corazón y que podrían causarle un infarto, dijo el mismo joven.

Después de varias horas de retención, al no lograr su propósito de que confesara la comisión de delitos, los policías decidieron dejarlo en libertad.

Ya libre, el joven se empezó a sentir mal, tomó un taxi para que lo llevara al hospital general, al querer pagar el auto de pasajeros se percató de que los policías le habían robado su cartera con su dinero y documentos personales, el taxista se compadeció y no le cobro por las condiciones en que iba el agraviado.

En el hospital fue atendido de las múltiples lesiones, en ese lugar le detectaron fisuras en varias costillas, moretones por todo el cuerpo, además de que tenía un cuadro de pre infarto.

Después de que fue dado de alta, se presentó a denunciar formalmente ante las autoridades correspondientes y derechos humanos para que se investigue y se dé con los responsables para que paguen por el delito de privación de la libertad, tortura, lesiones, amenazas de muerte y lo que resulte. Todo esto en contra de los elementos de la patrulla federal marcada con el número 17220.
(www.agenciairza.com)

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *