Compartir

De Frente

Percepción

es economía, estúpido

Por Miguel Ángel Mata Mata

1.-
Una película. Un libro. Una campaña por el poder en el país que emite mundial percepción de ser ejemplo democrático. Se llama “Colores Primarios”, basado en la jornada de promoción del candidato Billy Clinton, quien aplastó a su oponente George Bush con implacable frase que lo llevó a la cúspide: “Es economía, estúpido”.
Clinton ganó en la percepción. Los electores percibieron que tenía razón. No importaron sus escándalos sexuales. Tampoco su confesión de haber consumido marihuana. Los electores volátiles se inclinaron por el joven gobernador de Arkansas. Despreciaron la perceptible experiencia del viejo jefe del cacicazgo gringo. La percepción.
2.-
El padre del racionalismo, Emmanuel Kant, sostuvo que las cosas son como nosotros queremos verlas. Un ejemplo doméstico cercano a los guerrerenses podría ser lo que la gente piensa del movimiento de los normalistas de Ayotzinapa:

1) Algunos sostienen que son buenas personas que buscan el bienestar de un gremio.
2) Otros que son malas personas que no dudan en agredir a otros con tal de salirse con la suya.
3) A otros les vale.

Ni a cuál irle. Dicen que alguna vez el empresario Henry Ford sostuvo que quien quiera fracasar en la vida debe preocuparse en dar gusto a todos. Se crea la percepción de no tener decisión propia ni asumir la necesaria postura ante lo que nos sucede alrededor.
¿Con quién vas? Preguntamos ante cada situación que se nos presenta. Como en el futbol, donde siempre hay dos posiciones antagónicas: ¿Chivas o América? ¿Blanco o negro?

3.-
Percibimos en Guerrero que un buen hombre, Rogelio Ortega Martínez, es un gobernador que no habría pedido serlo, en los primeros seis meses para los que fue designado. Pero peleó con todo para repetir otros seis meses. ¿Qué hay en la silla del gobernador que un buen hombre pareciera dejar de serlo cuando pelea hasta con los dientes por el manejo del poder? ¿Le besó el Diablo?
Se percibe que anhela mantenerse en el poder por extrañas pretensiones. Tal vez porque bajó del cielo al infierno y ha cambiado de patrón: antes fue San Pedro, hoy es Lucifer. No se percibe, sin embargo, que Ortega tendió puentes de comunicación con los grupos antisistémicos que violentaron el Palacio Legislativo lo mismo que edificios de los partidos políticos y tienen en jaque a los chilpancingueños y Tlapanecos en donde han convertido en asquerosos chiqueros sus palacios municipales.
¿Por qué la percepción de un excelente trabajo político de seis meses se traduce en mala imagen? “Its Economy, stúpid”, le habría dicho Billy Clinton, de vivir en las montañas del Sur. El gobierno de Guerrero es el principal cliente del 99.9% de los proveedores guerrerenses. Quedarse con el dinero en la Secretaría de Finanzas provoca recesión y la percepción de que alguien se está embolsando el dinero dando validez al sabio refranero mexicano: “es que es el medio año de Hidalgo”.

4.-
Esos grupos violentos llamados antisistémicos, sostienen que no hay condiciones para llevar a cabo una elección en Guerrero. Pretende crear la percepción de inestabilidad. No dudan en usar en su beneficio la tragedia de los normalistas asesinados y desparecidos en Iguala.
No son estúpidos para decir que en las zonas donde ellos tienen influencia existen miles de hectáreas de sembradíos de amapola. Por eso no quieren que entren ni Ejército ni Policías Federales a “sus territorios”. Nada mas quieren a “su policía comunitaria”.
“Nos quieren lurear (*)”, dijera el costeño, al enterarse que esos mismos policías comunitarios pelean territorio a balazos, igual que hacen los grupos del crimen organizado. ¿La percepción de ellos? No es tan mala porque esos grupos tienen voceros y propagandistas a los que pagan muy buen dinero para decir que los malos son buenos y los buenos malos. Si. Nos “lurean” (*).

5.-
Sabemos que hay candidatos a gobernador porque asi lo dicen los medios. Las encuestas de cada cuarto de guerra dice que, por ejemplo:
1) Héctor Astudillo va arriba de Beatriz Mojica.
2) Ésta que ella ha tomado la delantera.
3) Luis Walton que ha logrado la percepción de haber crecido cien por ciento en un mes
4) Jorge Camacho que ha llevado a su partido a un paraíso jamás soñado: tienen dos dígitos de percepción de voto.
5) MORENA es, de entre la chiquillada, el que merece recibir subsidio del gobierno y…
6) Los otros debieran ser encerrados por usar recursos públicos para promover su imagen con la clara intención de saltar al carro de quien encabece las encuestas dentro de dos semanas y lograr jugosa chamba en el gabinete estatal. Pérfidos.
7) La percepción hasta hoy es pobre. La que tengamos en las próximas dos semanas será irreversible.

La percepción, sin embargo, es que ninguno ha ofrecido propuestas para gobernar un estado convulso donde se mezclan los grupos antisistémicos, con los del crimen organizado, en 63 de los 81 municipios de la entidad.
O ¿cómo revertir la dependencia en un 98% del recurso del gobierno federal, cuando legalizar la siembra de marihuana y amapola, y aplicarles un impuesto, nos sacaría de la miseria? No se atreven. ¿Miedo? ¿Complicidad?

6.-
Acapulco es la joya de la corona. Ya no por su riqueza, real, sino por ser la segunda ciudad violenta del mundo. Tan solo detrás de San Pedro Sula, en Honduras.
Aquí también hay candidatos. Quieren el poder. Para eso quieren ganar nuestra percepción de que son hijos de buena familia a quienes podemos confiar las llaves de nuestra casa cuando salgamos de viaje.
Ahí andan. Vendiendo su imagen como el jabon Zote, el fab Roma, la leche Lala, la Coca, la Pepsi, los yins, la playera, el coche o el fabuloso condominio pagado a forzosos plazos a treinta sesenta o noventa años.
Al venderse asi percibimos que invierten mucho mas de lo que ganarían con su salario en los tres años que serían presidentes municipales. ¿Son buenos hombres quienes invierten mas de lo que ganarán?

7.-
Mis amigos dicen que no han decidido entre Evodio Velásquez, Marco Antonio Terán Porcayo, Zeferino Torreblanca, Joaquín Badillo o los otros.
Hemos llegado a un acuerdo. Dar nuestra percepción, cual virginal promesa, a quien componga los perceptibles problemas urbanos de la ciudad.-

1) A quien devuelva a su estado original a La Diana Cazadora y la baje del pedestal de la soberbia a donde la subieron sus “remodeladores”.
2) A quien saque de la costera a los taxis amarillos. Alguien les permitió entrar a la costera, de manera temporal, desde el huracán Paulina.
3) A quien obligue a los “urbaneros” (*) a circular por un solo carril en las tres principales avenidas de Acapulco.
4) A quien recupere la Gasolinera ubicada frente al Club de Yates. Fue regalada por la esposa del presidente López Mateos al DIF Acapulco para sostener el orfanato. ¿Quién fue el alcalde que la vendió a uno de sus amigos quien, por cierto, hoy es candidato a diputado?
5) Al que recupere nuestras banquetas de manos de talleres mecánicos, vendedores ambulantes y “agencias” vendedoras de autos usados.
6) Quien despida a los cuatro mil trabajadores de mas en el municipio.
7) Quien haga lo mismo con los mil de mas en la comisión de agua potable
8) A quien mantenga limpia, alumbrada y con policías honestos la ciudad.

8.-
“Its economy, stúpid”, habría dicho Clinton para ganar a Bush. Es la economía, Rogelio, le diríamos al gobernador para que libere recursos que tiene secuestrado su jefe de finanzas. Es la economía, a los candidatos a gobernador lo mismo que a los de Acapulco.
¿O es la percepción?
“Es la economía y la percepción”. Por eso exigimos. Basta. Ya no nos quieran lurear (*).

DEL DICCIONARIO COSTEÑO (*)
• Lurear: engañar, hacer tonto a alguien. Usado, sobre todo, en Costa Grande.
• Urbanero: chofer de autobús de pasajeros en Acapulco. Caracterizados por ser sucios, borrachos o drogadictos. Ofenden y humillan, sobre todo a mujeres al volante. Violan reglas de tránsito pero, eso sí, dan cinco pesos a cada vuelta de ruta a los policías viales. Como si ambos fuesen buenas personas y diesen de comer a las palomas.

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *