Compartir

IMG-20150425-WA0010
Luis Jijón/Salo Flores
Tixtla, Gro. (API).- El municipio de Tixtla de Guerrero donde se ubica la escuela normal rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, es uno de los principales “focos rojos” en cuanto a la posibilidad de que sean bloqueadas las elecciones del siete de junio por los movimientos sociales, en el marco de la exigencia de la presentación con vida de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, el 27 de septiembre pasado.
Ahí, los padres de los desaparecidos, estudiantes de Ayotzinapa, maestros de la CETEG y otras organizaciones, se han enfocado a bloquear todo acto de campaña política enmarcada en el actual proceso electoral.
Saúl Nava Astudillo, candidato a la presidencia municipal por el PRI en Tixtla, exigió a las autoridades del Gobierno del Estado y la Federación, garantizar las elecciones del 7 de junio. Llamó a la autoridades a “asumir su responsabilidad”.
Esto luego de que el día sábado, integrantes de la Asamblea Nacional Popular (ANP) y padres de familia de los estudiantes desaparecidos acudieron a su casa de campaña y le reiteraron que no permitirán que se lleven a cabo las elecciones.
Por su parte; comerciantes del mercado con pancartas en mano le recordaron al candidato que “hacen falta 43 estudiantes”, al arrancar su campaña rumbo a la alcaldía.
El municipio de Tixtla se encuentra clasificado como «foco rojo», por el Instituto Nacional Electoral (INE) y el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) del Estado de Guerrero, por las constantes manifestaciones de maestros y normalistas en respaldo a los padres de desaparecidos.
Hasta el momento, los movimientos considerados como “radicales”, mantienen tomado el Ayuntamiento. A finales del año pasado, un grupo de personas cubiertas del rostro irrumpieron y quemaron parte del mobiliario del Distrito Electoral 24 con sede en dicho lugar.
En una entrevista, al recordarle al candidato sobre la clasificación en la que los órganos electorales tienen al municipio que pretende gobernar, dijo: «somos más los que queremos la paz y el voto, es un derecho constitucional». Pero en Tixtla parecen ser más los que están con Ayotzinapa, pues ciudadanos han respaldado incluso durante los enfrentamientos que se han dado contra policías de gobierno.
En ese municipio hay policía comunitaria que también se ha sumado a la lucha de Ayotinapa. Ésta institución es considerada por el gobierno como “un semillero de guerrilleros”, y por ende los diversos gobernadores han tratado de desaparecerla, pero la resistencia civil radical se los ha impedido.
El sábado, Nava Astudillo dio un recorrido por el mercado Antonio Nava de Catalán, donde algunos comerciantes mostraron cartulinas con la leyenda, «justicia nos faltan 43, Ayotzinapa».
Luego de caminar por unos minutos, el candidato salió del lugar y junto a su comitiva se trasladaron a la Casa de Campaña, hasta donde llegó un grupo de por lo menos 20 personas entre integrantes de la Asamblea Nacional Popular y padres de familia de los normalistas desaparecidos. Éstos ingresaron al lugar y les reiteraron al candidato y a quienes integran la planilla, que no permitirían que se lleven a cabo las elecciones en Tixtla, hasta que los estudiantes aparezcan.
Uno de los padres les recordó que de los 43 desaparecidos, 14 son del municipio, por lo cual pidió que respeten su dolor.
Asimismo, invitaron a Nava Astudillo a que abandone la candidatura por el PRI y se sume al movimiento popular que encabezan. A esta solicitud, el priista respondió que se encontraba indignado por los hechos de Iguala y que al igual que ellos exigía justicia y castigo para los responsables de los hechos de Iguala, registrados en septiembre del año pasado.
Tras unos minutos de conversación, los integrantes de la ANP y los padres de familia se retiraron del lugar, reiterando que no permitirían que se lleve a cabo el proceso electoral y las elecciones, aclarando que en cada evento de los políticos irían a boicotearlos.
En general, los candidatos a la alcaldía por parte del PRI y PRD de esa ciudad, fueron inhibidos en sus festejos de apertura de campaña por los padres de familia de los 43 jóvenes normalistas desaparecidos, estudiantes de esa normal y maestro de la CETEG. A su vez, algunos padres aseguran que las comunidades de Tixtla están con ellos y no permitirán que haya elecciones.
Un padre de familia dijo que la mayoría de las comunidades ya están organizadas para exigir e impedir las votaciones este próximo 7 de Junio, y conmino a los diversos sectores de la población a que se sumen y les ayuden a exigir la aparición de los jóvenes estudiantes.
Una maestra de la CETEG expuso que va a ver boicot a todos los partidos políticos, y, lamentó que la ciudad esté divida por los partidos políticos, ya que han comprado conciencias.
Por su parte, Hossein Nabor Guillen, candidato a la alcaldía por el PRD, dijo que no va a ser campaña pública por el duelo de las familias y respeto, tanto a los estudiantes desaparecidos como a los ideales de la CETEG, a las policías comunitarias de la CRAC que han dado la certidumbre y paz en el municipio.
En este municipio han sido boicoteados ya eventos públicos de los candidatos a gobernador por el PRD y PRI, Beatriz Mojica Morga y Héctor Astudillo Flores. (Agencia Periodística de Investigación)

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *