Madre de uno de los 43 desaparecidos aceptó ser candidata a diputada en Guerrero, por MORENA

Compartir

madres de normalistas desaparecidos
Tomado de la agencia IRZA
Chilpancingo, Gro., abril 09 de 2015 (IRZA).- María de Jesús Cisneros, madre de un estudiante desaparecido de la Normal de Ayotzinapa, dijo que aceptó ser candidata a diputada local porque cree que desde el Congreso tendrá mayor fuerza para luchar por los familiares que tienen a un pariente levantado o secuestrado.
Cisneros Martínez, comentó que cuando sus compañeros del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) le propusieron que participara en la elección de candidatos a diputados plurinominales que se realizó mediante una tómbola, ella no quería.
Sin embargo, resultó insaculada en el primer lugar de la lista de diputados plurinominales, por lo que cree que en noviembre próximo va a tomar protesta.
De 61 años de edad y desde hace 12 padece diabetes, María de Jesús contó que el próximo 23 de mayo se cumple ocho años de que su hijo Ludwig Hernández, fue desaparecido, y desde entonces, dice, no ha parado un solo día de rogar a Dios para que aparezca.
Originaria de la comunidad de Valle de Luz, del municipio de San Miguel Toloapan, preside el Comité de Familiares de Desaparecidos y Asesinados del Estado de Guerrero, y un sus planes es que el delito de desaparición forzada la apliquen los jueces.
Explica que muchos jueces le cambian el delito a un delincuente de desaparición forzada privación ilegal de la libertad, cuya pena es mucho menor que el primero. Doña Ernestina quien desde hace casi 30 años es madre soltera, señala que siempre ha militado en la izquierda.
“Cuando vivía con mi pareja, milité en el Partido Revolucionario de los Trabajadores, pero después que perdió el registro me afilié al PRD y siempre participaba en las marchas y plantones”, señala.
Recordó que en 1999 durante el conflicto poselectoral derivado de la elección a gobernador en la que fue candidato del PRD a gobernador, Félix Salgado, estuvo muchos meses en el plantón que se instaló afuera del viejo Palacio de Gobierno.
Señala que para sacar adelante a sus dos hijos -Ludwig, que está desaparecido, y África- tuvo que trabajar de sol a sol. Indicó que por la mañana trabajaba en la Universidad Autónoma de Guerrero y por la tarde o noche, se dedicaba a vender joyería de oro a sus vecinos.
“Me iba a Iguala a comprar oro y lo venía a vender a la gente de la colonia quienes me pagaban en abonos”, dice. A doña María de Jesús, se le apaga la voz cuando recuerda que cuando su hijo Ludwig estaba pequeño lo mandaba a cobrar a sus vecinos el dinero de las joyas.
“A él y a mi hija siempre les enseñé a trabajar”, dice. Afirma que ella tiene la esperanza de que su hijo llegue a su casa o le hable por teléfono de que está bien. Dice que ella ya dejó de ir a la Fiscalía General del Estado a exigir que busquen a su hijo.
¿Para qué?, se pregunta. “Este gobierno, no resuelve nada porque está coludido con la delincuencia organizada”, afirma. Por eso la señora no duda que el gobierno haya desaparecido a los 43 normalistas de Ayotzinapa.
Dice que por eso la sociedad ya está harta del gobierno y por eso sale a las calles a manifestarse. Mencionó que en el Comité que ella preside, hay 43 casos de desaparecidos bien documentados que la autoridad nunca quiso investigar.
“No sé nada porque nunca he tenido un cargo, pero los dirigentes de Morena, ya me dijeron que me pondrán buenos asesores”, dice.
Pero indica que ya en la tribuna del Congreso, hará uso de lo que desde hace ocho años aprendió tras la desaparición de su hijo: “hablar con la verdad a la gente y a mis compañeros que sufren el mismo dolor que yo”. (www.agenciairza.com)

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *