Relacionan muerte de Aidé Nava con el crimen organizado

Compartir

Alcalde priista de Ahuacuotzingo 2

*** “Cuando fue alcalde Francisco Quiñones (esposo de Aidé) hay muchas denuncias en contra de él, tenemos un señalamiento de derechos humanos que golpeó a campesinos y su mismo partido lo señalaba que estaba infiltrado en otras cosas”, afirma el priista
*** Dice que interpondrá una denuncia penal en contra de Sebastián de la Rosa Peláez y solicitará juicio político en su contra, por acusarlo del crimen de la precandidata perredista
*** Revela que la Fiscalía General del Estado lo investiga por el asesinato, pero además hay otras dos líneas de investigación; la política y el crimen organizado
Avigai Silva/API
Chilapa, Gro.- El alcalde de Ahuacuotzingo, Daniel Hernández Casarrubias dijo que el asesinato de la precandidata del PRD a la alcaldía, Aidé Nava González, fue por «cuestiones que ellos tenían y que se conocen notablemente en el municipio»; pues recordó que su esposo, el exalcalde Francisco Quiñones Ramírez, también asesinado, fue señalado por su propio partido de tener nexos con el crimen organizado.
En conferencia de prensa en un conocido restaurante del centro de la ciudad de Chilapa de Álvarez, el alcalde priista afirmó que él no tenía diferencias de carácter político con la precandidata Aidé Nava González, ni con el exalcalde Francisco Quiñones Ramírez.
Dijo que el diputado federal con licencia, Sebastián de la Rosa Peláez se ha ensañado en su contra, al señalarlo de tener diferencias políticas con Aidé Nava; «el diputado se ha ensañado, se ha colgado políticamente, ha lucrado con el dolor de la familia González Nava para sacar taja política de este artero hecho”.
Luego advirtió que interpondrá una denuncia penal en contra del diputado federal con licencia, por los señalamientos «sin fundamentos» que ha hecho en su contra.
Adelantó que el día de hoy, martes, entregará una demanda de juicio político ante la Cámara de Diputados, para que se haga justicia y que el diputado Sebastián de la Rosa deje de ensañarse en contra de él.
Además pidió que “se abra una línea de investigación a de la Rosa Peláez, por su relación con el exalxalde José Luis Abarca», quien es señalado de ser responsable por la desaparición de 43 estudiantes de la escuela Normal Rural «Raúl Isidro Burgos» de Ayotzinapa, la noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre en Iguala.
El munícipe también dio a conocer que la semana pasada se comunicó, vía telefónica, con el Fiscal Miguel Ángel Godínez Muñoz, para conocer el avance de la investigación del caso; «yo le pido a las autoridades competentes que se investigue para que se resuelva este homicidio, soy el primer interesado en que se resuelva este caso», expresó.
El alcalde priista reveló que hay una línea de investigación hacía su persona, por el homicidio de la precandidata perredista, pero también hay otras dos líneas más, que son el político y del crimen organizado.
Dijo que para coadyuvar en el caso y deslindar responsabilidades, dos funcionarios de su administración acudieron a la fiscalía para declarar por el caso de la precandidata: el sindico procurador, Pedro Ojeda Reyes y el director de seguridad pública, Misael Antonio Antonio.
Se le preguntó a qué atribuye el asesinato de la precandidata, a lo que respondió que por «cuestiones que ellos tenían y que se conocen notablemente en el municipio de Ahuacuotzingo. Cuando fue alcalde Francisco Quiñones hay muchas denuncias en contra de él, tenemos un señalamiento de derechos humanos que golpeó a campesinos y su mismo partido lo señalaba que estaba infiltrado en otras cosas (del crimen organizado)».
Aunque luego se le preguntó directamente si la muerte del ex alcalde, el de su esposa y el secuestro del hijo de la pareja pudiera estar vinculando con el crimen organizado, a lo que, respondió que desconoce, pues dijo que será la Fiscalía la que investigue el caso para conocer el motivo de la muerte de la familia Quiñones Nava.
Finalmente, el primer edil de Ahuacuotzingo dijo desconocer si en su municipio operan algún grupo delictivo.
Cabe recordar que el exalcalde perredista de Ahuacuotzingo, Francisco Quiñones Ramírez, que gobernó en el periodo 2009-2012, fue emboscado y rafagueado el año pasado, cuando viajaba en su camioneta Ford Lobo roja, donde también iba su esposa, Aidé Nava González.
Antes, en el 2013, Quiñonez Ramírez fue detenido en un reten de la policía federal junto con otras tres personas, a quienes les aseguraron un arma de fuego calibre .38 Súper y unos gramos de hierba verde con las características propias de la mariguana. (Agencia Periodística de Investigación)

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *