De Frente. Crónica de una anunciada agresión a reporteros

Compartir

Por: Miguel Ángel Mata Mata

UN FRÍO, MUY FRÍO REGALO

Uno de esos gobernadores, con el poder de quitar vidas, confesaba, a quien le escuchaba, el pesar y conflictos que le causaba un dirigente de campesinos.

— “¡Otra vez este cabrón! ¿Por qué no se muere?, repetía una y otra vez.

Un día fue la fiesta de cumpleaños del señor gobernador. Se sirvió pozole con cabeza de cerdo y mezcal. Llegaron muchos lambiscones. Todos eran leales, leales, hasta que se acabó el presupuesto.

Nomás faltaba un invitado. No aparecía por ningún lado el jefe de pistoleros del cumpleañero.

Apareció luego de un rato y se dirigió al festejado:

— ¿Dónde andabas? Preguntó el jefazo.

— ¡Buscando su regalo, patrón, ya lo traje!

Tomó del brazo al jefe. Lo llevó a la puerta de salida. Afuera había un carro de esos, de ocho cilindros y con una cajuela grandotota.

— ¡Aquí está su regalo, patrón!, mostró al abrir la cajuela.

“Aún está tibio”, agregó. “Yo quería que estuviese bien frío para traérselo, pero no aguanté las ganas”, sonrió al señalar el cuerpo inerte del odiado líder campesino. Una mueca de sorpresa se notaba en la cara del frío regalo. Ni los ojos le habían cerrado.

Dicen que al gobernador le dieron, de mezcal, un galón, porque ya se había muerto aquel cabrón y él mojó, ensució el pantalón y se desmayó, deveras, por la impresión.

El gobernador no jaló el gatillo. Tampoco ordenó matasen al incómodo líder. Con sus comentarios fue responsable de crear un clima de violencia, aprovechado por alguien que quiso congratularse con él.

No fue culpable.

Si fue responsable del clima de odio contra una persona.

LOS PERIODISTAS, SON LO

MISMO QUE LAS CHACHAS

El puerto de Acapulco ha tenido al mejor presidente municipal de la era moderna.  Se llama Zeferino Torreblanca Galindo. Como alcalde no ha sido superado por otro, hasta ahora.

Dicen que el poder marea y hace cambiar a las personas. Tal vez ello sucedió con este extraordinario alcalde que, al convertirse en gobernador, mostró otra faceta.

Con los periodistas, desde el primer día de su mandato, tomó distancia y utilizó un discurso de odio en contra de ellos.

Canceló convenios de publicidad de gobierno y convirtió las ayudas a periodistas en limosnas encerradas en tarjetas de descuento que se podían intercambiar en tiendas departamentales por quienes fueron, desde entonces, fieles textoservidores.

El vértice de ese odio fue la frase de su secretaria de desarrollo social, Gloria Sierra, quien orquestó la fallida desaparición del Fondo de Apoyo a los Periodistas: “Si los periodistas tienen un fondo de apoyo que también lo tengan las chachas de la casa”, dijo.

No permeó a la sociedad su odio. Eso sí. Se creó un clima de animadversión en ciertos sectores.

Durante los seis años del gobierno del señor Torreblanca, diecisiete periodistas fueron asesinados.

El gobernador no los mató ni jaló los gatillos. Tampoco ordenó matasen a los incómodos mitoteros de Guerrero.

Con sus comentarios fue responsable de crear un clima de violencia y odio, aprovechado por algunos que vieron, en la impunidad y el discurso de odio, alguna manera de congratularse con él o con su discurso.

No fue culpable.

Si fue responsable del clima de odio contra la prensa.

LOS PERIODISTAS CONSERVADORES,

FIFI’S, NEOLIBERALES

No hay mañana en que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, no arremeta en contra de algún periodista que no aparece en la nómina de textoservidores de la Cuarta Transformación.

Así lo hizo Mussolini en Italia. Así lo hizo Hitler en Alemania. Y ya sabemos lo que pasó.

El discurso de odio del presidente ha permeado en ciertos sectores. Durante su mandato han sido superadas las cifras de asesinatos de periodistas:

Treinta y siete han sido asesinados en el país. Es la cifra más alta desde el año 2000.

El presidente no los mató ni jaló los gatillos. Tampoco ordenó matasen a los incómodos mitoteros de México.

Con sus comentarios fue responsable de crear un clima de violencia y odio, aprovechado por algunos que han visto, en la impunidad y el discurso de odio, alguna manera de congratularse con él o con su discurso.

Ahí está el intento de homicidio contra Ciro Gómez Leyva.

No es culpable.

Si es responsable de crear un clima de violencia en torno a los periodistas.

EL ATAQUE A LOS REPORTEROS

DE CHILPANCINGO

La presidente municipal de Chilpancingo, Norma Otilia Hernández, ha sido acusada, en redes, por parte de ciudadanos de ese municipio, de no dotarles con eficiencia el servicio de agua potable y ser exitosa, en cambio, en la organización de fiestas, llamadas coloquialmente pachangas.

Fueron populares, en las redes sociales, sus fotos con el luchador, Latin Lover, y sus videos con presuntos jefes de grupos criminales: con uno de la sierra se le ve en una cabalgata y con otro, de la región centro, en algún restaurante.

Un periódico, El Diario de Guerrero, publicó algunas denuncias de ciudadanos en donde se acusa a un personaje, ligado sentimentalmente a la señora presidente, de ser quien autoriza, o niega, contratos y adquisiciones en el ayuntamiento.

Algunos regidores de MORENA han confirmado esas versiones y dicen haber sido amenazados. Dicen tener miedo a los amigos de la señora presidente.

Periódico, reporteros y columnistas de ese periódico, que reprodujeron los señalamientos de ciudadanos, en redes, fueron acusados, en instancias electorales, de ejercer violencia política de género en contra de la ciudadana presidente, porque reprodujeron lo que dicen los ciudadanos en redes.

El martes pasado, cuatro reporteros de Chilpancingo, ejercieron su derecho al trabajo y su obligación como comunicadores: acudieron a un hecho sangriento donde el chofer de una urvan de pasajeros fue ejecutado a balazos.

Al regresar fueron baleados por dos individuos. El ataque fue directo a los cuatro. Alcanzaron a refugiarse en la zona militar y de ahí fueron llevados a un hospital, donde han sido atendidos y han salvado la vida.

Uno de ellos colabora con el Diario de Guerrero, el periódico acusado por violencia política de género por la presidente municipal de Chilpancingo.

Con sus denuncias, y su discurso, ella ha creado un clima de violencia y odio, que ya fue aprovechado por algunos que vieron, en la impunidad y el discurso de odio, alguna manera de congratularse con ella, o con su discurso.

Ella no jaló el gatillo.

No es culpable.

Si es responsable del clima de odio en contra de un grupo en específico: reporteros, directivos y colaboradores del Diario de Guerrero.

EL DISCURSO DE ODIO GENERA ODIO

Esta breve crónica es un relato de la irresponsabilidad de seres humanos, subidos al pequeño ladrillo que les da poder temporal.

Sus palabras, y discursos, al ser ellos autoridades electas, son tomados a pie juntillas por algunos que pretenden congraciarse con ellos pues, ¿cómo chingados no habrían tratar de quedar bien con el poder?

Con el pretexto de la libertad de expresión, inherente a todos los ciudadanos, se han cometido atroces crímenes contra periodistas que han dejado, según certifica la organización Artículo 19, 37 asesinatos en lo que va del mandato de Andrés Manuel López Obrador.

En Guerrero van 14. Serían 18 si es que las balas hubiesen dado en el blanco de los cuatro reporteros de Chilpancingo.

QUE CONSTE

  • La gobernadora de Guerrero, Evelyn Salgado Pineda, muy bien. Estrecha lazos con empresas poderosas para que reactiven su planta laboral en Acapulco y así reactivar la economía y devolver al puerto su esplendor. Ya estuvo con FEMSA. Ya estuvo con Slim. Muy bien.
  • Abelina López Rodríguez ahí la lleva con la basura. El agua no está al cien por ciento, pero cada día son más colonias con el servicio.
  • El senador, Manuel Añorve Baños, ha instalado decenas de comedores con comida caliente en muchos puntos del puerto para ofrecer lo que a muchos hace falta: comida.
  • El joven Yoshio Ávila sigue con sus recorridos dando abrazos, aliento y apoyos a los damnificados. Él quiere ser candidato a la presidencia municipal de Acapulco por MORENA.
  • Ricardo Taja es la revelación de la semana. MORENA ha admitido su solicitud para competir por la candidatura de ese partido a la presidencia municipal de Acapulco. También fueron aceptadas las solicitudes de Abelina López Rodríguez, Laura Caballero Rodríguez, Ilich Augusto Lozano Herrera, Hugo Lozano Hernández, Yoloczin Domínguez Serna, Joaquín Badillo Escamilla, Silvestre Arizmendi, Carlos Granda, Yoshio Ávila y David Jiménez Rumbo.

PREGUNTAS QUE MATAN

¿Hasta cuándo, hasta cuándo, la Fiscalía General de Guerrero pondrá tras las rejas a algún agresor de periodistas?

 

Comentarios

comentarios