Real, posible gran sismo en Guerrero

Compartir

Acapulco, Gro., a 5 de agosto de 2022.- Víctor Cruz Atienza, investigador del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), advirtió que la proximidad de una gran ruptura en la brecha sísmica frente a las costas de Guerrero es incierta.

Cruz Atienza, señaló que, si los gobiernos de Guerrero y Acapulco no invierten un peso en la prevención de este tipo de fenómenos naturales, en reparaciones tendrá un gasto de más de siete pesos, por lo que debe de tomar en cuenta la prevención de siniestros “por cada peso que se invierte a la prevención el gobierno se ahorrará de seis a siete pesos», explicó.

“No hemos sido a capaces aún, por más décadas de estudios, (de) predecir cuándo ocurrirá (un terremoto)”, afirmó antes de su participación esta mañana en la reunión de coordinación para la prevención de desastres por tsunamis en las costas de Guerrero, convocado por la Secretaría de Protección Civil estatal, en la sala de usos múltiples del parque Papagayo de Acapulco.

El experto en estudios de la brecha de Guerrero urgió a hacer estudios en toda la costa de la entidad como ya los tiene Zihuatanejo, para así conocer la deformación de la corteza oceánica y conocer el potencial sísmico en este puerto y ambas costas.

Advirtió que las planicies costeras aledañas a la bahía de Acapulco son zonas muy expuestas a inundación por tsunami, por lo que aseguró “realmente se necesita un análisis especializado que permita identificar la estrategia para la salvaguarda de la población”.

Cruz Atienza participó en la colocación de instrumentos de medición en el fondo del mar para estudiar la brecha sísmica de Guerrero frente a las costas de Zihuatanejo, en la que también tuvo participación la Universidad de Kioto.

Contó que a partir de los datos obtenidos durante seis años en Zihuatanejo, se logró medir el potencial sísmico de la región, con el que generaron escenarios de futuros terremotos que pudieran tener lugar en ese puerto y el estado, de los cuales proyectó modelos en computadora.

Añadió que el estudio no sólo permite conocer las dimensiones de las sacudidas y los tsunamis, sino que también permitió establecer estrategias para prevenir desastres a partir de la cuantificación y sobretodo, orientar a la población de qué hacer ante el embate de un tsunami y con señalética para evacuación en caso de desastre.

 

Comentarios

comentarios