Crece paro de labores en Cobach Guerrero

Compartir

Marcial Campuzano

CHILPANCINGO, Gro., junio 14.- Trabajadores administrativos del Colegio de Bachilleres bloquearon los accesos del edificio gubernamental “Juan Álvarez”, y generalizaron la suspensión de clases en los 117 planteles que tiene el Cobach en el estado, en una jornada en la que la líder estatal del SUSPEG Adela Hernández Angelito advirtió que si no hay solución a las demandas, se sumarán a la lucha todas las secciones sindicales suspegistas del estado.

Antes de las 9 de la mañana de este martes, los trabajadores del Colegio de Bachilleres que pertenecen a las secciones sindicales 18 y 31 del SUSPEG, tomaron el edificio “Juan Álvarez” que concentra la principal oficina recaudadora de la región Centro, la Subsecretaría de Ingresos y la Coordinación Técnica del Sistema Estatal del Registro Civil, ante la negativa de las autoridades estatales de instalar una mesa de diálogo para que sean atendidas sus demandas.

Tan pronto se posesionaron de la calle 5 de Mayo que colinda con el edificio gubernamental, al lugar llegaron en 2 camiones más de 120 policías antimotines de la Secretaría de Seguridad Pública estatal para retirarlos, acción que fue severamente cuestionada por los manifestantes, quienes señalaron que mientras la ciudad vive una grave crisis de inseguridad con asesinatos masivos como el ocurrido el pasado sábado cerca del poblado de Petaquillas, el gobierno utiliza a la fuerza pública para reprimir manifestaciones de trabajadores.

Los empleados administrativos del Colegio de Bachilleres que desde el jueves de la semana pasada están en paro de labores por tiempo indefinido, colocaron vallas metálicas sobre la calle 5 de Mayo en posición de defensa de su movimiento.

Al lugar arribó la secretaria general del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) Adela Hernández Angelito, quien calificó la presencia de los policías antimotines en la protesta como una acto de hostigamiento, “cuando nosotros siempre hemos sido de diálogo”.

La líder sindical exigió respeto y la intervención de la gobernadora Evelyn Salgado Pineda, para que el conflicto laboral en el Colegio de Bachilleres sea resuelto en definitiva.

Hernández Angelito acudió a la movilización en apoyo a los más de 2,600 trabajadores administrativos del Colegio de Bachilleres que pertenecen a las secciones 18 y 31 del SUSPEG, en donde anunció que de no haber solución al

conflicto laboral se integrarán a la movilización todas las secciones sindicales de la región Centro del estado.

La secretaria general del SUSPEG dijo que lo único que quieren los trabajadores es ser escuchados, y que de continuar la misma situación hará la convocatoria para que se sumen a la protesta todas las secciones sindicales que tiene el Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero en el estado.

En este sexto día de movilizaciones y paro de labores por tiempo indefinido, la secretaria general de la Sección 31 del SUSPEG Guillermina Rodríguez Parra, informó que en las 2 reuniones que sostuvo con el secretario general de Gobierno Ludwig Marcial Reynoso, y con el secretario de Educación Marcial Rodríguez Saldaña no hubo solución a las demandas planteadas.

Señaló que ante el desinterés de las autoridades estatales por resolver el conflicto laboral, se radicaliza la protesta en el Colegio de Bachilleres al ser suspendidas las clases en los 117 planteles; al mantenerse cerradas las oficinas centrales, hoy fue tomado el edificio “Juan Álvarez”, y en los días por venir aumentarán las movilizaciones.

Dijo que mantienen firme la demanda central de destitución del director general del Colegio de Bachilleres; alto al hostigamiento y violaciones laborales, y que sean respetadas las plazas de base asignadas a los trabajadores administrativos.

Al grito de ¡No somos delincuentes! que en repetidas ocasiones accionaron los trabajadores, los policías antimotines optaron por retirarse del lugar.

Comentarios

comentarios