Obispos lamentan despenalización del aborto en Guerrero

Compartir

Josefina Aguilar Pastor

Chilpancingo, Gro., a 19 de mayo del 2022 (SG). – Lamentan obispos del Estado de Guerrero, que en el Congreso Local, no haya escuchado las voces que se oponían a la legalización del aborto, anunciaron que continuarán su tarea de evangelización, y abrirán en sus parroquias,  consultorios próvida para evitar abortos inducidos y darán acompañamiento a mujeres embarazadas.

Los cuatro obispos Leopoldo González González, de Acapulco; José de Jesús González Hernández, de Chilpancingo-Chilapa; Joel Ocampo Gorostieta, de Ciudad Altamirano y Dagoberto Sosa Arriaga de Tlapa, que representan a la iglesia católica en el Estado de Guerrero, emitieron un mensaje con motivo de la despenalización del aborto por parte el Congreso  Local, dirigido al pueblo católico y a las personas de buena voluntad en la entidad.

Al seguir el desenvolvimiento del Congreso del Estado ante las reformas del Código Penal del Estado, particularmente en lo que se refiere al delito del aborto y su despenalización, “con tristeza constatamos que no fueron tomadas en cuenta las voces, no pocas, que se oponían a esta reforma con argumentos basados en la razón y en la ciencia”, señalaron.

Reconocen a quienes oraron por los legisladores que mantuvieron en alto el valor de la dignidad humana y se han manifestaron públicamente con el fin de defender la vida de cada ser humano, desde su inicio en el momento de la concepción, hasta su fin en la muerte natural.

Ante lo sucedido, los prelados, expusieron que como pastores, su deber sigue siendo el mismo, la propagación del Evangelio de la vida, como el don de Dios que deberá ser cuidado y protegido por la familia y la comunidad humana.

Este paso legislativo, indican, urge a todos los agentes pastorales, una planeación y compromiso para llegar a las periferias y en los nuevos areópagos, puedan exponer la verdad con toda libertad.

Deberán crear en las parroquias, centros de acompañamiento a la mujer embarazada, sobre todo para la que se ve empujada a abortar por diversas razones; “darle la mano sin condenarla y con caridad fraterna ofrecer los medios indispensables para que el nuevo ser nazca en un ambiente de amor”.

Así como impulsar consultorios pro-vida, y desde las parroquias, evitar los abortos inducidos, incluir en los cursillos de formación prematrimonial, temas referentes a la concepción y gestación de los nuevos seres humanos “como bendición de Dios para los esposos y la familia”. Esto, entre otras iniciativas. (Síntesis de Guerrero).

Comentarios

comentarios