De Frente. El Quinto Malo

Compartir

Por: Miguel Ángel Mata Mata

1.

No hay Quinto Malo.

Esta interpretación tiene su origen en las fiestas taurinas españolas, en las que antiguamente eran los ganaderos quienes decidían el orden de los toros en la jornada. Siendo así, dejaban a sus ejemplares más destacados en el quinto lugar, por lo que se esperaba que lo mejor del espectáculo se diera en ese momento.

Otra versión, menos extendida, sugiere que, si bien la expresión tiene origen en las corridas de toros, en realidad hacía referencia al ánimo de los asistentes a la lidia quienes, después de ver al cuarto toro, disfrutaban de una merienda.

Así que cuando se reiniciaba la corrida con el quinto ejemplar, estaban más dispuestos para el espectáculo.

“No hay quinto malo”, decían.

2.

Un artículo publicado en El Universal, de la ciudad de México, revela la intensidad de una lucha similar a las corridas de toros: La facha le hace honor a la descripción que alguna vez hizo de sí mismo: “Soy incorregible, soy impredecible, soy incalumniable… todos los vicios de Gabino Barrera y Simón Blanco me los juntaron… todo lo que digan de mí es cierto”.

El artículo es uno de los comentarios filtrados desde la Ciudad de México para desacreditar al senador con licencia, Félix Salgado Macedonio, quien ha ganado las encuestas ordenadas por el Movimiento de Regeneración Nacional, para saber quién debe ser su candidato a gobernador en Guerrero, pero le quieren hacer de chivo los tamales para imponer, desde la ciudad de México, a Pablo Amilcar Sandoval Ballesteros.

En otros comentarios, aplaudidores del nacido, educado y crecido en Chilangolandia, sostienen: “Por eso están jodidos los guerrerenses, por querer que un ignorante y violento como Félix sea gobernador. Lo que le conviene a Guerrero es alguien educado, como Pablo”, Han decidido ellos por encima del resto.

— Multi recontra zas con el privilegio autócrata hecho persona.

3.

En el origen de la tradición de la fiesta brava, o corrida de toros, en México, allá por 1524, coinciden dos hechos en ese año: la muerte de muchísimos europeos en La Noche Triste y la muerte del último Huey Tlatoani, Cuauhtémoc.

Ha sido el propio Hernán Cortés quien trajo, desde Navarra, cientos de toros bravos. En cosos de madera improvisados en lo que hoy es la catedral de la Ciudad de México, jinetes a caballo, con lanzas, eran auxiliados por decenas quienes, con trapos rojos, distraían al animal para que fuese matado con una lanza. Hoy, a aquellos jinetes, se las llama rejoneadores.

La fiesta brava, traída a México por Cortés, se instauró para festejar el triunfo y culminaba con el paseo de un pendón, con el escudo del imperio español, a las puertas de San Hipólito. Hoy se festeja en ese mismo día al Santo de los casos difíciles, San Judas Tadeo.

En realidad, ésta fiesta se remonta a civilizaciones muy anteriores a la aparición de la era cristiana. Múltiples culturas coinciden en que se trata de un ritual de géneros donde, el principio viril (masculino) se enfrenta al sumiso (femenino), donde es el ser humano el que derrota los violentos instintos y se levanta triunfador.

4.

— “Hay toro”, firma Félix Salgado Macedonio en sus proclamas y al denunciar que le quieren robar la candidatura a gobernador por el partido que, según las encuestadoras, arrasará en la próxima elección de junio del 2021.

“El Toro sin Cerca”, le apodaron desde hace muchos años cuando, con la ayuda de un gobernador priísta, derramó, en la Cámara de Diputados, erigida en Colegio Electoral, cenizas de supuestas actas electorales que eran la evidencia del robo de su diputación.

Él ganó su curul y el susodicho gobernante logró sacar de la escena a un líder sindical. Buen trato para ambos.

“El Toro sin Tuercas”, le apodaron sus contrincantes al pretender desacreditarlo, tan sólo para victimizarlo y convertirlo en lo que hoy es: un político extremadamente popular, pero con muchos puntos negativos.

— ¿Hay Toro?

5.

Otro de los aspirantes, de una larga lista de dieciocho, Luis Walton Aburto, comentó con Ciro Gómez Leyva, la mañana de éste viernes: “uno, que está como veinte o treinta puntos debajo de nosotros, es el que ha metido el problema”.

Agregó, “todos traemos nuestras encuestas y sabemos cómo estamos posicionados”.

¿Quién está debajo como veinte o treinta puntos?

El Toro, al que le tienen listos a sus rejoneadores y ayudantes, para meterle una lanza en el corazón de su popularidad, ha dado una pista sobre la identidad del personaje:

— “Quieren imponer al que está en quinto lugar”.

¿A quién quieren imponer?

6.

No hay Quinto Malo, se decía en las corridas de toros el siglo pasado. Es la lucha del principio viril contra el sumiso, decían Los Celtas. Es la victoria del ser humano en contra de la bestia, decían en la Península Ibérica, durante el imperio romano.

Ésta Fiesta, con Toro, rejoneadores y toreros con capotes para distraer, se ha descompuesto. El Quinto que quieren imponer, lamentablemente, ésta vez sí es malo.

7.

La democracia, como la conocemos, se nutrió de varios procesos históricos como el liberalismo y el capitalismo. Esta democracia liberal colocó al individuo como sujeto individual con capacidad de decisión.

Ésta visión de democracia sacralizó principios como la libertad individual, la propiedad privada, el comercio internacional y el derecho inamovible de acumulación y capitalización de la riqueza.

Una característica de la democracia es la certidumbre de las reglas y la incertidumbre de los resultados. Se distingue de modo fundamental de la dictadura y las autocracias, en donde un hombre decide por todos.

Lo que ha pasado en MORENA es grave para la sociedad mexicana pues, un hombre, en éste caso Mario Delgado, su líder nacional, alteró la certeza de sus propias reglas para pretender dar certeza a sus instintos individuales.

— ¿Debimos haber dicho intereses en vez de instintos?

8.

La Fiesta ha comenzado. El juez de plaza ha dado su permiso, pero… su pañuelo no es tan blanco como la pureza lo exige.

9.

Se escucha a lo lejos la trompeta entonando El Toro Meco cuando el vulgo clama por el Quinto que ésta vez los dejará tristes.

— Lo sentimos, pero ésta vez sí hay Quinto Malo…

Comentarios

comentarios