Contexto Político. Walton: caminando con paso firme rumbo al 2021

Compartir

Mientras algunos aspirantes a la gubernatura inundan de espectaculares al puerto de Acapulco y otras ciudades de la entidad, con el único fin de darse a conocer ante el electorado, el ex alcalde porteño y ex senador de la República, Luis Walton Aburto, ha recorrido los 81 municipios sin tanto show mediático, sin cargo público y respetando las medidas sanitarias establecidas por los gobiernos estatal y federal.
Es cierto, en las pasadas elecciones contendió por otro instituto político, lo cual no es un delito ni un pecado. Por el contrario, demostró que es competitivo en las urnas al obtener 109 mil 214 votos, nada despreciables.
El 20 de septiembre de 2019 renunció a las filas de Movimiento Ciudadano (antes Convergencia), partido que a él le tocó consolidar las dos veces que fue dirigente estatal y como dirigente nacional (2010-2012).
En las campañas presidenciales de 2006 y 2012 apoyó con todo el proyecto de Andrés Manuel López Obrador, con quien estableció una excelente amistad; amistad que no se deterioró en la elección de 2018, sino por el contrario, en la cena que López Obrador ofreció a jefes de Estado con motivo de su asunción al poder, el único guerrerense que estuvo presente fue Luis Walton.
Semanas después, circuló una fotografía en donde aparecen ambos personajes abrazados y muy sonrientes. Al fondo de la imagen se aprecia la silla presidencia presidencial. Desde ese entonces, Luis Walton se mueve por la candidatura de Morena.
Se entiende que le dieron luz verde. Desde luego que eso incomodó a la nomenklatura autoritaria de Morena. Sí, a aquellos que se creen dueños absolutos del partido que AMLO fundó en 2014.
Reitero, Luis Walton se le ve tranquilamente recorriendo todo Guerrero y sin necesidad de tapizar con espectaculares las principales ciudades con su nombre y fotografía en la portada de una revista.
Una de las principales fortalezas de Luis Walton es que nadie lo puede tachar de corrupto, además de que es un personaje que sí nació en estas tierras surianas. O sea, es un guerrerense de pura cepa y que brilla con luz propia, ya que no se cuelga de la imagen de un familiar para destacar en el ámbito político y social.
Asimismo, en su calidad de empresario ha realizado una importante labor altruista en el ámbito social. Y lo hemos visto durante esta contingencia sanitaria, al donar material para proteger a los médicos que atienden a los enfermos de Covid-19.
Antes de concluir este año, Morena elegirá a su abanderado en Guerrero. Y será a través de dos encuestas, en las que se medirá la popularidad de cada aspirante y la aceptación que tengan de la población.
La guerra de lodo al interior del partido que impulsa la denominada Cuarta Transformación está a la orden del día. Y es bastante obvio que proviene del equipo del chilango que durante 22 meses cobró como delegado del gobierno federal en la entidad, y que desde hace más de una semana ha inundado de espectaculares con su imagen las principales ciudades del estado.
Si Morena realmente quiere gobernar Guerrero en 2021, no debe cometer el error de postular a un personaje que durante los últimos años se ha caracterizado en dividir a la militancia y en demostrar que es un ambicioso vulgar al utilizar la Presidencia de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso local para satisfacer sus nefastos intereses.
Guerrero requiere un perfil conciliador y que atraiga inversiones para consolidar el turismo y generar empleos, y no forasteros que irradian odio ni payasos que sólo buscan llenarse los bolsillos de los dineros del pueblo.
EL INTERÉS DE ASTUDILLO
El pasado viernes 9 y luego de un encuentro que sostuvo con habitantes de colonias en la parte sur de Chilpancingo, el gobernador Héctor Astudillo Flores manifestó que espera terminar completamente su periodo de ejercicio constitucional.
“Cuando salga del gobierno me iré a cuidar a mis tres nietos”, dijo.
Señaló también que no quiere generar vergüenzas a sus paisanos de Chilpancingo, y que dedicará tiempo a leer y escribir cartas, las que probablemente entregará a sus amigos cercanos.
Sostuvo que saldrá de la gubernatura sin riquezas adicionales a como entró, por lo que precisó: “no tengo ni tendré más, yo vivo en la colona Tribuna Nacional y no me compré ni un rancho ni me lo voy a comprar”.
Este martes, Héctor Astudillo rendirá su quinto informe de actividades de manera virtual, y será a partir de las diez de la mañana, donde hablará de los resultados en este año «complicado» de su administración.
“Mañana estaremos presentando lo que se ha hecho en el último año es una etapa compleja enmarcada en el Covid pero no hemos parado en muchas cosas, los invito mañana a las diez de la mañana donde daré mi mensaje por este conducto informaré al pueblo de Guerrero», expresó este lunes durante la conferencia diaria de actualización de casos desde Chilpancingo.
En efecto, han sido cinco años de trabajo arduo el que ha realizado el gobernador Héctor Astudillo desde que asumió las riendas del poder; cinco años en que no ha bajado la guardia; cinco años de grandes retos y de importantes resultados a favor de los guerrerenses.
ENTRE OTRAS COSAS… La muerte de César Núñez Ramos, fundador de Morena en Guerrero y subdelegado del gobierno federal en Acapulco, generó un caudal de condolencias en redes sociales.
Cientos de personajes de la clase política estatal y nacional enviaron sus condolencias a la familia de Núñez Ramos, entre ellos el presidente Andrés Manuel López Obrador, el gobernador Héctor Astudillo y el luchador social Eloy Cisneros Guillén.
Comentarios:
E-mail: efrain_flores_iglesias@hotmail.com

Comentarios

comentarios