Índice Político. AMLO, como “Juan Vargas” en Tepetitán de los Saguaros

Compartir

La verdad, la verdad, yo no sé si Damián Alcázar, el actor protagonista del “Juan Vargas” de la película La Ley de Herodes, sea una persona razonable. En todo caso, lo debería haber sido cuando aceptó aparecer en redes digitales, atendiendo una invitación oportuna de Epigmenio Ibarra para defender al Caudillo frente a sus detractores.
Y es que corrieron diversas versiones para explicar la súbita aparición del actor. Muchas referían fuertes sumas a cambio. Y otras francamente emparentaron el enorme parecido de la trama de esa gran cinta cinematográfica con los sucesos que acontecen en México, una versión grandota del mítico San Pedro de los Saguaros. Pero finalmente lo mismo.
‎El asunto es que Damián Alcázar desmintió información donde criticaba al Caudillo y reiteró su apoyo al político, bajo el argumento de que está haciendo muchas cosas por el pueblo mexicano. En una grabación en redes sociales, el famoso histrión dejó en claro que se trataba de fake news, inventadas por personas a las que inopinadamente calificó de «pusilánimes, cobardes, resentidos, corruptibles».
«A mí no me metan en sus cosas –argumentó el actor–, yo voté por López Obrador y sigo pensando que ha sido el mejor presidente en muchísimos años… Ha hecho lo que ningún otro ha hecho por el pueblo mexicano», remató, en una lanzada que le ha salido demasiado cara en el gremio artístico.

Epigmenio mete inquina en la mente del Caudillo

Epigmenio Ibarra, el ideólogo guatemalteco de la Cuarta Decepción, no tardó en remachar: » Para la admiración y el enorme respeto para un gran artista y un gran compañero, pido a ustedes multiplicar con RT este vídeo del queridísimo Damián Alcázar, cuya imagen quiso utilizar la derecha…», metiendo más inquina en la mente del Caudillo.
La escalada en el seno del gremio artístico se desencadenó por unas afirmaciones que tres personas del espectáculo habían hecho a propósito de la crisis sanitaria que se había desatado en los hospitales de Tijuana, pidiendo ayuda de material médico para doctores y enfermeras de esa localidad.
La Cuarta Decepción tomó las declaraciones de Thalía, Eugenio Derbez y aún de Javier El Chicharito Hernández como una estaca en el pecho de Drácula, y reaccionó violentamente a esas intromisiones de personas que ellos creen ajenas a la cosa pública.

Todos los comediantes, con los médicos del IMSS

El Caudillo acusó a sus adversarios, los conservadores, de lanzar una campaña para contrarrestar el proceso de transformación del país en el cual recurre, dijo, a figuras públicas como deportistas, artistas y comediantes. «Han estado orquestado esta campaña, porque ya no les ayuda el periodismo convencional, lo que antes llamábamos la prensa vendida…
… los columnistas, como ya no los apoyan en el propósito de desgastar al gobierno para que se detenga la transformación, porque quieren mantener el régimen de corrupción, buscan a personalidades más reconocidas… igual que se montaron en el movimiento feminista porque hay también mucho oportunismo y mucha hipocresía, que es la doctrina principal del conservadurismo».
“¿Qué opino?”, se preguntó. Y respondió que “ayuda, porque se va probando el grado de madurez política de nuestro pueblo, vamos midiendo qué nivel tenemos de concientización en el país, y esto no está mal.”
Para esto, casi todos los comediantes se sumaron a las críticas de que los médicos del IMSS no tenían equipo para atender enfermos del coronavirus.

En la era de las redes sociales los videos hablarán

Y como las críticas de deportistas y artistas contra el gobierno de México tenían mano conservadora detrás, lo dijo en las conferencias “mañaneras”, el Caudillo optó por contratar otro artista que le echara más leña al fuego. Pero Epigmenio eligió a Damián Alcázar, y eso sí no tuvo nombre. Muchas cosas se desprenden de ese desatino.
Si un video de Eugenio Derbez provoca tanta reacción en tu sistema de salud, el problema es tu sistema de salud, opinó el bloguero Chumel Torres, adelantando las causas actuales de su defenestración en HBO Latinoamérica. En la era de las redes sociales los videos hablarán. Como dijo Georges Orwell, «en una época de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario».

El nivel del Presidente al fondo. Adversarios insospechados

El asunto en cuestión probó dos cosas: que los artistas agredidos siempre tuvieron razón al referirse a la crisis humanitaria que ha estrado causando la Cuarta Decepción, y que el nivel del Presidente había tocado fondo, al enfrentarse con adversarios insospechados, que realmente habían pegado en su línea de flotación. El Caudillo acabó matándose mil veces por la misma boca.
«¡Ah que mi licenciado, igual que los demás, na’mas llegandito y ya quiere su mordida!», exclama Isela Vega la protagonista de la dueña del burdel, cuando Juan Vargas, el nuevo presidente de San Pedro de los Saguaros se presenta con la Constitución y la pistola a hacer efectivo el poder. Las mentadas de madre de la actriz sonorense no tienen parangón.

San Pedro de los Saguaros, metáfora de lo que es México

‎Una de las razones por las que La Ley de Herodes, una de las mejores películas mexicanas de todos los tiempos, armó la escandalera, fue por la reticencia del régimen priísta de estrenarla a principios del año 2000, a unos meses de la elección presidencial. La cinta era veneno puro para el régimen del tricolor.
El escenario, recordemos, es un pueblo del desierto mexicano, que en la ficción se llama San Pedro de los Saguaros, una metáfora de lo que es México en toda su extensión. En este pequeño pueblo recóndito, el corrupto presidente municipal es linchado y decapitado por los indígenas del lugar.
Juan Vargas, o sea Damián Alcázar, antiguo empleado del servicio de limpia en la capital del Estado, es puesto en la presidencia por órdenes del secretario de Gobierno. Haciendo uso de la pistola y de la Constitución escrita a modo será capaz de realizar cualquier atrocidad con tal de lograr sus ambiciones políticas desatadas.
Luis Estrada, el director, no sólo satiriza a un gobierno, se burla de la ideología post revolucionaria que se exhibía en películas de la época del cine de oro. Mitos de una nación y de sus ciudadanos que fluían en alternancia entre la gente y sus condiciones históricas, produciendo un cine de ideología muralista y retórica nacionalista.

Hasta en Tepetitán de los Saguaros hubiera hecho un desmadre

Pero La Ley de Herodes ya forma parte de la historia mexicana del presente siglo. Fue una de las principales razones que influyeron hace veinte años en el cambio de gobierno e inicio de la transición nunca concluida. Su cruel realidad es mexicana y universal. Así como suena.
Así que al ver al popular actor Damián Alcázar en las pantallas de las redes digitales defender el regimencito caduco del nacido en Tepetitán, muchas personas se preguntaron si no era analógico el parecido con el nuevo Juan Vargas que está destrozando el nido.
Y tal parece que lo exhibido por Epigmenio Ibarra como un gran logro, con el tiempo acabó siendo una verdad de a kilo:
Hasta en Tepetitán de los Saguaros este sujeto hubiera hecho un real desmadre.
¿No cree usted?

Índice Flamígero: La tarde del martes 2 junio, el actor Damián Alcázar se volvió tendencia en Twitter, la razón: el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Alcázar defendió al mandatario mexicano, después de que se comentara que él se había arrepentido de haber votado por López Obrador. A través de redes sociales mando un mensaje: “Este video no es para niños, es para adultos, para esos adultos pusilánimes, cobardes, resentidos, corruptibles, que crean las fake news, a todos ellos; a mí no me metan en sus cosas”, señaló, y continúa, “yo voté por Andrés Manuel López Obrador y sigo pensando que ha sido el mejor presidente en muchísimos años, ha hecho lo que ningún otro ha hecho por el pueblo mexicano y lo está haciendo constantemente, a pesar de todos ustedes. Si no son capaces de reflexionar sobre qué país tenemos y sobre la gente que vive en nuestro maravilloso país, bueno pues ese es asunto suyo, pero a mí no me metan, no me pongan en sus fake news, por favor. Suban una foto de ustedes y digan ‘Yo voté por Andrés Manuel López Obrador y me siento defraudado’, yo no, yo sigo apoyando a nuestro presidente que lo está haciendo como un verdadero hombre, sí señor”, concluyó. El video provocó reacciones encontradas redes sociales

https://www.indicepolitico.com / indicepolitico@gmail.com / @Indicepolitico / @pacorodriguez

Comentarios

comentarios