Gobernador pide a autoridades y población en Guerrero hacer una gran fuerza común para lograr disminuir el Semáforo Naranja, y reactivar algunas actividades.

Compartir

Chilpancingo, Gro. – “Quiero también decirles que seguimos en el semáforo rojo pero que vamos a hacer todo por colocarlos en el semáforo naranja”, indicó el gobernador Héctor Astudillo Flores a los guerrerenses, al darles a conocer que en la ruta de la corresponsabilidad se enlazó con el sector turístico de Ixtapa-Zihuatanejo, con quienes trabajó en los protocolos hacia la próxima reapertura de este destino, buscando sobre todo, que sea de manera gradual, ordenada y segura.

“Nos estamos preparando para que el día primero-de Julio- hagamos algunas acciones de reapertura”, el mandatario guerrerense destacó que de abrirse se hará con muchos controles para que los hoteles puedan tener la posibilidad de recibir visitantes, ya que el turismo es una de las actividades económicas que más ingresos genera para las familias entidad.

Destacó que la idea es que seamos corresponsables, aprendiendo a manejar esta crisis generada por la pandemia, reforzando la cultura de prevención en todos los integrantes de la familia, y no ocasionar en lugares de mayor aglomeración aumento de movilidad, advirtiendo que si eso sucede nuevamente de podrán potenciar los contagios y retroceder en el avance logrado, para nuevamente, reforzar las medidas sanitarias y confinamiento.

Agregó que el 1 de julio será un día muy importante y que se están haciendo los preparativos para hacer un gran lanzamiento de las actividades turísticas, con la participación de prestadores de servicios turísticos, con una gran alianza y fuerza común para que, entre todos, de manera responsable, poniendo cada quien su parte y cumpliendo las medidas sanitarias, “podamos mover a Guerrero y moverlo bien”.

Comentarios

comentarios