Disfrazan operativos sanitarios (Videos) con «basculazos» en Acapulco

Elementos de la Marina Armada de México pasan a la "báscula" a supuestos infractores de medidas sanitarias en Acapulco.

Compartir

Acapulco, Gro., a 18 de mayo del 2020 (Síntesis de Guerrero). – Elementos de la marina Armada de México y personal de protección civil del ayuntamiento de Acapulco, disfrazan operativos sanitarios con auténticas trampas para los acapulqueños a quienes, en lugar de persuadir para volver a sus casas durante la pandemia, les aplican la clásica «báscula», aplicada por elementos uniformados que portan armas largas.

El sábado pasado, Síntesis de Guerrero publicó la denuncia  (https://sintesisdeguerrero.com.mx/2020/05/16/luego-del-decreto-por-militarizar-mexico-video-primer-abuso-en-acapulco-marina-y-ayuntamiento-contra-quienes-si-cumplen-con-medidas-sanitarias/) «Luego del decreto por militarizar México, (video) primer abuso en Acapulco: Marina y Ayuntamiento contra quienes SÍ cumplen con medidas sanitarias».

En la denuncia, acompañada con fotos y videos, se dijo que elementos de la Marina Armada de México, persiguieron e intimidaron a más de 32 personas que cenaban en el restaurante Santana’s, ubicado en la Plaza Velero de la unidad Luis Donaldo Colosio, de lo que parecía un operativo federal para detener a muy peligrosos narcotraficantes.

Elementos de la marina Armada de México, armados y uniformados, pasan a la «báscula» a quienes engañaron al decirles que se trataba de un operativo sanitario en Acapulco.

En un boletín oficial, el gobierno municipal informó que se trató de operativos para disuadir a la gente para que regrese a sus casas para evitar que se propague la pandemia del coronavirus, por lo que «se disuadió a personas en lugares públicos, así como en bares y restaurantes del puerto, a cerrar sus negocios».

Sin embargo, como se aprecia en videos, muchos bares y restaurantes de la costera Miguel Alemán funcionaban vendiendo cenas y bebidas alcohólicas a la misma hora y en la misma fecha que se llevaban a cabo esos operativos, en lugares seleccionados previamente.

Nuevas evidencias, y videos, demuestran que tales operativos nada tienen que ver con la dirección de reglamentos y espectáculos públicos, a quien se atribuyó el atropello, sino que fue coordinado por el director de protección civil municipal, Cuauhtémoc Gayoso, quien de manera prepotente saca del lugar a clientes y los amenaza con llevarlos a la cárcel, con el pretexto de que existe una alerta sanitaria por la pandemia del coronavirus.

El gerente del restaurante Santana’s explica al director de protección civil municipal que se cumplen con las medidas sanitarias exigidas por los gobiernos; fue ignorado por Cuauhtémoc Gayoso, quien desalojó el lugar para que, en la puerta de entrada, marinos uniformados y armados pasaran a la báscula a todos los clientes.

 

Cuahutémoc Gayoso, director de protección civil municipal de Acapulco, se negó a revisar documentos que acreditan que se cumplían con los protocolos sanitarios y los permisos respectivos.

Sin embargo, al salir del restaurante Santanas, ubicado en el bulevar de acceso a la unidad habitacional Colosio, los clientes se encontraron con una partida de marinos uniformados, portando armas largas, quienes los pasan «a la báscula», sin mencionar la cusa de tal proceder.

Trabajadores y socios del lugar han dirigido una carta de protesta a las autoridades a quienes les hicieron llegar videos del atropello acompañado de la siguiente denuncia «… primero nos dijeron que sería una revisión por el COVID 19 y luego nos salieron con el cuento de que era un operativo antidrogas», sostienen.

— «Quien encabezó el operativo y dio órdenes a los marinos fue el señor Cuauhtémoc Gayoso, quien luego supimos se trata del director de Protección Civil, quien con gritos y amenazas implementó tal atropello», se quejaron.

Como se comentó en nota anterior en Síntesis de Guerrero, el pasado sábado, el oficio enviado por el ayuntamiento a los negocios de comidas y bebidas, para que cierren por completo sus puertas, venció el pasado 30 de abril; posteriormente, los propietarios llegaron a acuerdos verbales con el ayuntamiento para abrir de manera parcial sus servicio para llevar y permitir el ingreso limitado de clientes y utilizando todas las medidas de sana distancia, gel y cubre bocas.

Otros empresario temen que el gobierno municipal disfrace operativos sanitarios con otro tipo de atropellos, como sucedió en el restaurante Santana’s.

 

Comentarios

comentarios