Luego del decreto por militarizar México, (video) primer abuso en Acapulco: Marina y Ayuntamiento contra quienes SÍ cumplen con medidas sanitarias

Compartir

Acapulco, Gro., a 16 de mayo del 2020(Síntesis de Guerrero). – Elementos de la Marina, Fuerza Armada de México, persiguieron e intimidaron a más de 32 personas que cenaban en el restaurante Santana’s, ubicado en la Plaza Velero de la unidad Luis Donaldo Colosio, de lo que parecía un operativo federal para detener a muy peligrosos narcotraficantes.

La dirección de reglamentos municipal de Acapulco envío un documento a todos los restaurantes, discotecas, bares y hoteles de la franja turística de Acapulco hace siete semanas, en las que se ordenaba el cierre de los negocios hasta el pasado 30 de abril, así como  el cierre de playas, a causa de la contingencia que trajo la pandemia del coronavirus 19 en todo el mundo.
Ante el alargamiento del periodo de cuarentena, el municipio llegó a acuerdos verbale con los propietarios de establecimientos de comida para permitirles ofrecer sus servicios para llevar y, en su caso, tener clientes en su establecimiento físico y separar las mesas con, al menos, un metro y medios de distancia entre mesa y mesa.
Santana’s cumplió con todas esas recomendacione y otras más, al dotar a su personal de mascarillas, cubre bocas, gel anti bacterial, etc., y permitir el acceso a su área de mesas a tan sólo a 35 personas, cuando su capacidad es de más de 150 comensales.

Para la noche del viernes, según acuerdo verbal con el ayuntamiento, el horario para ofrecer servicio en el lugar concluiría a las doce y media de la noche, cuando la licencia de operación lo permite más tarde; Santana’s no abre para comida, solo cena.

Sin embargo, a las media de la noche, una partida de elementos de la Marina Armada de México, irrumpió en el lugar acompañados por personal de la Dirección de Espectáculos y Reglamentos municipales, quienes, entre gritos y empujones, corrieron a los clientes, diciendo amenazas de llevar a todos los comensales a encerrarlos en un

Video donde se demuestra que otros negocios similares a Santana’s, y ubicados en la misma franja turística, no fueron molestados por la dirección de reglamentos y espectáculos ni por la Marina Armada de México.

 

Trabajadores cerraron el lugar y, para corroborar que la orden de cierre se aplicó a todos los negocios de la franja turística, recorrieron la costera Miguel Alemán para descubrir que, al menos una veintena de negocios similares, tenían clientes a quienes servían cena y bebidas alcohólicas, después de la media noche.
— ¿De qué méritos gozan estos restaurantes? ¿Por qué a ellos sí les permiten ofrecer sus servicios y a nosotros, nomás a nosotros no? ¿Quién les pagó a los marinos y al jefe de reglamentos? Fueron preguntas que se hicieron y no hallaron respuesta.
Ésta es la primera acción de elementos militares, en éste caso la Marina Armada de México, que actúa según el decreto presidencial, que autoriza a las fuerzas armadas a detener personas y cerrar negocios, según el criterio de los militares que participen en algún operativo, que en este caso fue ilegal porque el negocio cumplía con todos los requisitos exigidos por la autoridad municipal.

¿Quién ordenó a los Marinos a actuar ilegalmente?

— «El Almirante Secretario de Marina, tendrá la queja en su escritorio en breve, ojalá desenmascaren a la persona que quiere poner en entredicho la supuestamente más honesta autoridad. ¿Quién les pidió el favor?», comentaron trabajadores del lugar.

Comentarios

comentarios