De Frente. En MORENA, la línea es Walton

Compartir

Por: Miguel Ángel Mata Mata

Antonio Helguera Jiménez anunció, éste miércoles, que solicitará una auditoría a la administración del Congreso Local.

Lo hizo al desayunar con periodistas de la capital del estado, con el pretexto del festejo por el Día del Periodista, evento que a cada comunicador muerto se acurruca en el impune rincón del desprestigio.

Pero, bueno, faltaba un pretexto para lanzar la cicuta en el dardo.

Por la tarde circuló la denuncia de que a Pablo Amilcar Sandoval Ballesteros, delegado del gobierno federal para el estado de Guerrero, lo inhabilitarían para participar en algún proceso electoral en, cuando menos, diez años.

La causa de tal filtración, es que ha violado la ley en su ejercicio como delegado y que sería él a quien apuntan los dardos de la virtual auditoría anunciada por quien, antes, fue su compañero de corriente al interior del Movimiento de Regeneración Nacional.

Al licenciarse como diputado local, Amilcar puso su confianza en Helguera, a quien convirtieron en poderoso jefe de uno de los poderes, el Legislativo.  Hoy, el hijo desobediente le ha quitado la firma al jefe de finanzas y quiere meter al cesto de la basura a la jefa de prensa del Congreso. Todo por ser leales a Pablito.

— ¿Quién dijo que si queremos conocer a una persona le demos poder?

En otra corriente de MORENA, seguidores de Félix Salgado Macedonio, y los leales a David Jiménez Rumbo, han anunciado su ingreso a las filas del Partido Encuentro Social (PES) “aliado de MORENA en la elección que ganó el cabecita de algodón”, presumen.

No les queda de otra para subirse al carro del partido mayoritario. Esto, por dos razones: (1) Los registros de nuevos militantes en MORENA están cerrados y (2) Muchos morenos puros los ven con malos ojos y portadores del virus de la corrupción que llevó a la debacle al PRD, partido que es hermano mayor de MORENA.

— Se llevan rudo los ex perredistas, hoy Morenos. Como que se conocen.

A la presidente municipal de Acapulco, Adela Román, también le tocará su dosis de cicuta, metáfora de las auditorías aplicadas desde la federación donde, la hermana de Pablito, ha evidenciado el subejercicio por casi 300 millones de pesos del que, por ignorancia o ganas de quedarse con el dinero, incurrió la administración de la señora presidente.

Aunque Adela, la magistrada con licencia, no se ayuda ni tantito. El apellido Román ha plagado la administración y las nóminas secretas. Casos como el de finanzas y comunicación social, donde los titulares eran parapetos de quienes autorizan todo, serán el Waterloo de la señora Román Ocampo.

— ¿Quién autoriza millonarios convenios de propaganda a medios que pertenecen a compadres o son dirigidos por hijas de los compadres? Por ello van cuatro jefes de prensa y, hoy, un vocero que será eso: voz cero.

— ¿Quién decidía en finanzas, por lo cual renunció la titular? ¿En la policía, o en donde pregunten? ¿En CAPAMA, donde manda el hermano del secretario general? Se llama poder fáctico, es decir, el que manda de a deveras.

Mientras éstos herederos de la revolución democrática se llevan pesado, desconocen que la línea presidencial ha sido dada: el candidato a gobernador, por MORENA, será Luis Walton Aburto.

Ya les tiraron línea. Ya les dijeron que, en la próxima asamblea de MORENA, que se llevará a cabo en un salón de fiestas de Acapulco, cerquita de la avenida Ejido, presentarán a Pablo, Félix, López Rosas y Adela como aspirantes a la candidatura a gobernador.

Pero también les dijeron que ahí será presentado Luis Walton Aburto.

— Cuando, en el PRI, la hora era la que ordenaba el presidente, o los cocodrilos volaban bajito, porque así lo había dicho el mismo presidente, a eso le llamábamos destape. ¿Cierto?

De aquí, al sabadito alegre, la cicuta desaparecerá. Todos, pero todos, volverán a ser hermanos, por la ruta de la W.

Comentarios

comentarios