Contexto Político. Congreso local: ¿la forma es fondo?

Compartir

Por Efraín Flores Iglesias

————-

Durante el desayuno que la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso del estado organizó la mañana de este miércoles a comunicadores de Chilpancingo con motivo del “Día del Periodista”, fue evidente la ausencia de Vianey Guadalupe Valderrábano Sagrero, directora de Comunicación Social de dicha dependencia.

Resulta que ni su equipo más cercano estuvo presente. Y se entiende. La funcionaria de marras no pertenece al grupo político del presidente de la Jucopo, Antonio Helguera Jiménez, sino al del delegado del gobierno federal en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros.

Y eso no es todo. Tampoco estuvo presente el director de Servicios Financieros y Administrativos, Netzahualcóyotl Bustamante Santín, quien el pasado 21 de noviembre y en pleno encontronazo entre el grupo de Helguera y Sandoval, le fue invalidada su firma ante las instituciones bancarias por desacatar la orden de aplicar el aumento salarial del 6 por ciento a los trabajadores de confianza.

Es un secreto a voces que las permanencias, tanto de Valderrábano Sagrero como el de Bastamente Santín, penden de un hilo en el “hache” Congreso. O sea, que no llegarán a la “tamaliza” del Día de la Candelaria, por su cercanía con Sandoval Ballesteros y por su deficiente desempeño. I’m sooorry!

No estuvieron en el evento con los periodistas convocados, porque ya no están en el ánimo del diputado Helguera, ni de los demás integrantes de la Jucopo. No hay otra causa, razón, motivo o circunstancia que explique sus “notables” ausencias.

Bien lo decía don Jesús Reyes Heroles, ideólogo del PRI en los años 70s: “En política, la forma es fondo”. El significado de esta frase deriva en que los procedimientos y la manera en que se articula la política, son tan relevantes como la materia misma, pues son su propio reflejo y consecuencia.

Durante el convivio con el gremio periodístico, Antonio Helguera fue acompañado por el presidente de la Junta de la Mesa Directiva, Alberto Catalán Bastida, así como por los diputados Leticia Mosso Hernández (PT), Guadalupe González Suástegui (PAN) y Ossiel Pacheco Salas (Morena).

ASE: ¿ATEMORIZAR A QUIÉN?

Supuestamente, la Auditoría Superior de Estado (ASE) procederá en contra de Ayuntamientos y de ex presidentes municipales que desviaron recursos correspondientes al Instituto de Seguridad Social de los Servidores Públicos del Estado de Guerrero (ISSSPEG).

De acuerdo a fuentes suspegistas, los desvíos más representativos de recursos ocurrieron en los gobiernos de los ex alcaldes de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre, y de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena.

En mayo de 2019, recordemos, la ASE determinó inhabilitar a tres ex funcionarios de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama), del trienio del perredista Evodio Velázquez, entre ellos el ex director Javier Chona Gutiérrez, quienes además tendrán que reembolsar en total 146 millones 922 mil 607 pesos.

Chona Morales fue inhabilitado 10 años para ocupar cargos públicos en los que maneje dinero, mientras que Guillermo Adolfo Galeana Salas, ex director de Finanzas y Administración, 9 años y seis meses, y Juan Antonio Ramírez Valle, tres años.

“Se debe de hacer un pago de poco más de 146 millones de pesos, que se tiene que resarcir en un plazo no mayor a cinco días hábiles, después de que son notificados, y tienen 3 días hábiles más para que presenten la ficha de depósito, de lo contrario, la ASE notificará a la Secretaría de Finanzas para que inicie un procedimiento de ejecución fiscal”, declaró en ese entonces el auditor Alfonso Damián Peralta.

Ciertamente, los recursos públicos no desaparecen por arte de magia, sino porque alguien se los embolsa o gasta en otras cosas.

Mientras el titular de la ASE se prepara para dar a conocer el estado que guardan los procedimientos administrativos iniciados contra varios Ayuntamientos y ex presidentes municipales, el Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (Suspeg) ha advertido que radicalizará sus acciones de protesta contra aquellos que no entregaron las aportaciones obrero-patronales al ISSSPEG.

Es urgente y necesario que el órgano fiscalizador proceda en consecuencia y no permita que aquellos ex servidores públicos y ex representantes populares que hayan desviado recursos sigan burlándose de la sociedad.

El que nada debe, nada tiene que temer.

ENTRE OTRAS COSAS… Todo indica que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) se está tomando muy enserio su papel de combatir a los adversarios del presidente Andrés Manuel López Obrador.

De entrada, ya indaga por lavado de dinero y enriquecimiento ilícito al ex líder del sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps; al ex presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México y ex secretario de Finanzas durante el gobierno de José Francisco Ruiz Massieu en Guerrero, Édgar Elías Azar, y a “Los Legionarios de Cristo”.

¡Sálvese quien pueda!

Comentarios:

E-mail: efrain_flores_iglesias@hotmail.com

Twitter: @efiglesias

Comentarios

comentarios