Contexto Político: El técnico del gabinete astudillista

Compartir

Es uno de los hombres más cercanos al gobernador Héctor Astudillo Flores. Y no de ahora, sino de hace varios años. Para ser exactos, desde 1996.
Me refiero a Tulio Samuel Pérez Calvo, quien desde el 2 de abril de 2018 funge como secretario de Finanzas y Administración del gobierno del estado.
Tulio, como mejor es conocido en el ámbito político y social, es uno de los funcionarios más preparados del gabinete astudillista y cuenta, además, con una larga trayectoria en el servicio público (35 años, nada más).
De acuerdo a su ficha curricular, es egresado de la Maestría en Administración del Instituto Tecnológico de la Construcción, y cuenta con dos diplomados: en Política Comparada por la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM, y en Finanzas Gubernamentales por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.
Es profesor de tiempo completo del Instituto Tecnológico de Chilpancingo, actualmente con licencia.
En el gobierno del estado fue delegado Regional del Instituto de Vivienda y Suelo Urbano (Invisur) en la zona Norte y posteriormente subdirector general.
En el Congreso del estado se desempeñó como director de Administración y Finanzas (56 legislatura) y fundador del área de Finanzas de la Auditoría General del Estado (hoy Auditoría Superior del Estado/ASE)
En la administración municipal fungió como Oficial Mayor del Ayuntamiento de Chilpancingo, procurador de Barrios y Colonias, director de Servicios Públicos, director de Desarrollo Urbano, director de Obras Públicas, secretario de Finanzas y alcalde de Chilpancingo de los Bravo (2012)
Mientras que en el gobierno federal se desempeñó como delegado del Programa de Inclusión Social PROSPERA.
Gracias a su lealtad y profesionalismo, el gobernador Héctor Astudillo le tomó protesta el 2 de abril de 2018 como titular de la Secretaría de Finanzas y Administración (Sefina), en sustitución de Héctor Apreza Patrón, quien renunció al cargo para participar como candidato a diputado local plurinominal del PRI.
Desde entonces, Pérez Calvo maneja las finanzas del gobierno del estado. Y lo ha hecho con gran responsabilidad, siempre apegado a la ley y a la realidad que vive Guerrero.
El martes 26 acudió a la sede del Congreso local para comparecer ante los legisladores con motivo del IV informe de labores del gobernador Héctor Astudillo.
Escuchó seriamente los cuestionamientos de los legisladores de las fracciones parlamentarias y representaciones de partido, y respondió con datos duros.
De la grave situación financiera que enfrentan los Ayuntamientos para el pago de aguinaldos, reiteró que no se apoyará a los municipios, no porque el gobierno astudillista no quiera, sino porque no hay de dónde conseguir dinero, pues antes se les favorecía con el Ramo 23, pero este ya no está disponible.
Asimismo, informó que 23 entes obligados le adeudan 751 millones de pesos al Instituto de Seguridad Social de los Servidores Públicos del Estado de Guerrero (ISSSPEG), cantidad que al finalizar el año llegaría a 835 millones de pesos; y que el 88% del adeudo corresponde a los ayuntamientos de Acapulco y Chilpancingo, así como a la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama).
E indicó que la Secretaría de Finanzas y Administración (Sefina) del gobierno del estado no puede retenerles participaciones a los 23 entes obligados que adeudan si no lo ordena y/o mandata un juez.
Respecto a la deuda pública “bancarizada”, señaló que disminuyó de 2 mil 376 millones de pesos a mil 807 millones de pesos, al 30 de junio de 2019.
Y en materia de recaudación, informó que la Sefina se ha esforzado por incrementarla sin aplicar nuevos impuestos ni aumentar los que actualmente se tienen y, para ello, se aplican estímulos y simplificación de requisitos.
Durante el último año –dijo– se recaudaron ingresos por 47 mil 223 millones de pesos, de los cuales 2 mil 81 millones de pesos corresponden a ingresos estatales y 45 mil 142 millones de pesos provienen de la federación.
No cabe duda que Héctor Astudillo priorizó la lealtad política y la capacidad técnica al momento de seleccionar a los miembros de su gabinete.
Y como buen técnico, Tulio Samuel Pérez Calvo se ha mantenido alejado de escándalos políticos.
Habrá quienes cuestionen a los técnicos en un gobierno. Pero debe quedar claro que el titular de la Sefina no es una persona insensible, como muchas veces se cataloga a los técnicos. Por el contrario, Tulio Samuel Pérez Calvo es un funcionario accesible, que escucha sugerencias y que interactúa con los demás integrantes del gabinete estatal.
ENTRE OTRAS COSAS… La Dra. en Derecho e investigadora del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Cecilia Mora-Donatto, presentó este jueves su libro ‘El Parlamento en México: historia, estructura y funciones’ en el auditorio “Sentimientos de la Nación” del Tribunal Electoral del Estado.
El evento fue organizado por el Instituto de Estudios Parlamentarios ‘Eduardo Neri’, fungiendo como comentaristas Florencio Salazar Adame, secretario general de Gobierno; el diputado Héctor Apreza Patrón, presidente del Comité de Estudios Parlamentarios ‘Eduardo Neri’ del Congreso local, y el Dr. Álvaro López Lara, de la Universidad Autónoma Metropolitana-Xochimilco.
Comentarios:
E-mail: efrain_flores_iglesias@hotmail.com
Twitter: @efiglesias

Por Efraín Flores Iglesias

 

Comentarios

comentarios