Condenan a Adela Román por acusar como sicarios a niños secuestrados y asesinados

Compartir
Vanessa Cuevas/API 
Chilpancingo, Gro. 18 de Noviembre del 2019.-La Coordinadora del Observatorio Ciudadano de Violencia hacia las Mujeres en Guerrero y representantes del Observatorio Nacional del Feminicidio, Viridiana Gutiérrez Sotelo exigió a la Presidenta Municipal de Acapulco, Adela Román Ocampo, que se retracte de los señalamientos que hizo contra la familia que fue secuestrada y asesinada en ese municipio, al relacionarlos con actos ilícitos.
La feminista demandó a Adela Román que demuestre si los niños eran sicarios y la familia tenía nexos con grupos delictivos, como lo declaró este sábado en Xaltianguis.
Viridiana Gutiérrez indicó que la alcaldesa de Acapulco no es autoridad que imparta ni administre justicia, por lo que expresó que “no sé puede criminalizar a las víctimas”.
“Son irresponsables y fuera de lugar sus declaraciones, ella no es la autoridad encargada de la investigación, ¿cómo es que llegó a esa conclusión?, Es fácil criminalizar a las víctimas para tapar omisiones que todas las instituciones tienen para prevenir y atender la violencia”, exclamó la feminista.
Este sábado Adela Román dijo en entrevista que de acuerdo con información que le proporcionó el fiscal general, Jorge Zuriel de los Santos Barrila, algunos de los miembros de la familia se les ligaba con una “actividad ilícita”.
A pregunta expresa de que hay menores en la muerte de la familia; la alcaldesa expresó que: “no sé si el fiscal lo hizo público, pero en la reunión nos dijo que, algunos de los miembros se les mencionaba ligado o ligada a una actividad ilícita es la información que me dio el fiscal”.
Tras la postura de Adela Román, Gutiérrez Sotelo reprochó los vacíos que han dejado los tres niveles de gobierno para tapar todo lo que han dejado en proteger a la ciudadanía.
La también presidenta del grupo de referencia de Spotlight y peticionaria de la segunda alerta de violencia de género  exigió que se tenga más empatía con las dos mujeres y sus tres hijos y nietos,  que ante la inacción “fueron víctimas de este crimen atroz que nos ha conmocionado a toda la sociedad”.
La feminista manifestó que la alcaldesa de Acapulco debería ser solidaria ante el dolor de la familia, al señalar que sus declaraciones ofenden al querer justificar su ineficiencia. (Agencia Periodística de Investigación)

Comentarios

comentarios