De frente. Lamentos y sangre

Compartir

Por: Miguel Ángel Mata Mata

1.

—“Muy lamentable lo del enfrentamiento en Guerrero, la pérdida de vida de 14 seres humanos”, dijo el presidente de México en su mañanera del miércoles 16 de octubre.

Un enfrentamiento entre integrantes del Ejército y civiles armados en la comunidad de Tepochica, municipio de Iguala, dejó un saldo de 15 personas muertas, un militar y 14 civiles, el martes 15 de octubre.

De acuerdo con el reporte de la policía, se recibió una llamada al servicio de emergencia 911 alertando a las autoridades de la presencia de hombres armados en Tepochica, comunidad localizada aproximadamente a cinco kilómetros de Iguala.

Las versiones oficiales indican que las dependencias de seguridad, entre ellas la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), se presentaron en el lugar. Al notar su aparición, civiles armados iniciaron una agresión de frente contra los elementos de la Sedena, iniciando un enfrentamiento.

De acuerdo con informes oficiales, los civiles, presuntos criminales, se trasladaban en tres camionetas con reporte de robo y tres autos compactos.

Algunos de los civiles lograron escapar hacia la montaña, sin embargo, el saldo de la confrontación fue de 14 presuntos criminales y un militar muerto y otro elemento castrense lesionado.

Según la agencia Quadratín, Guerrero, el presidente de México dijo:

— “Le disparan a un cabo que va a adelante con la ametralladora, el que iba encabezando el convoy, y lo hieren, él es el que al final pierde la vida y él con la ametralladora, todavía herido dispara, y le (s) quita la vida a los agresores”.

Ese soldado, en la imaginaria del presidente, remedo de Rambo, Terminator o los hermanos Almada, solito, abatió a catorce y, aun así, no mereció el mínimo lamento presidencial invocado a la memoria de “la muerte de catorce seres humanos”.

— ¿Y el cabo, soldado, héroe?

2. 

— “Estamos dedicados en atender este asunto, pero lo dejaron crecer mucho, avanzó mucho y hubo estrategias equivocadas queriendo enfrentar la violencia con la violencia y todo lo que ya sabemos que ha sido errático y muy doloroso”, dijo el presidente de México en su mañanera del martes 15 de octubre.

El catorce de octubre, al menos 14 agentes de la Policía Michoacán fallecieron luego de que presuntos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) atacaron un convoy en el municipio de Aguililla, Michoacán.

El ataque a las fuerzas de seguridad se registró la mañana del catorce de octubre en la localidad de “El Aguaje”, cuando elementos de la Policía Estatal realizaban un recorrido de vigilancia por dicha comunidad.

Sujetos armados interceptaron a las cuatro patrullas de la Policía Michoacán y abrieron fuego contra los efectivos, lo que generó un enfrentamiento entre ambos bandos que dejó como resultado preliminar la muerte de 14 oficiales y la quema de dos vehículos oficiales.

— “Lamentamos esos hechos”, dijo el presidente en la mañanera del martes.

3.

— “Nada que presumir”, habría dicho el mismo lunes el secretario de seguridad pública, Alfonso Durazo.

Para Alfonso Durazo, no hay “nada absolutamente qué presumir”, ni “nada qué festejar”, en materia de seguridad, ya que lo importante es que se ha logrado “un punto de inflexión” en la tendencia de crecimiento en los principales indicadores de seguridad.

De acuerdo con los datos presentados, se ha frenado la tendencia de crecimiento en el número de homicidios dolosos a nivel nacional, ya que en 2018 la tendencia era de 0.8 por ciento y desde diciembre del año pasado hasta agosto de 2019, el indicador disminuyó a 0.4 por ciento, con dos mil 966 homicidios.

El secretario también dio a conocer la disminución en la percepción de inseguridad, ya que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE), pasó de 79.4 a un 78.9% con relación al año pasado.

—“Lo importante no es la dimensión del cambio, sino el quiebre en la tendencia de crecimiento de la percepción de inseguridad”, señaló.

No hubo lamento por la ausencia de temas qué presumir

4.

Las realidades de Michoacán y Guerrero son distintas. Son tan distintas como el lamento del presidente por la muerte de catorce criminales y evadir el lamento por la muerte del soldado que les mató o de los policías emboscados y muertos.

En Guerrero se avanzó al grado de sacar a la entidad de las cifras de entidad mayormente violenta, salvo el municipio de Acapulco, mientras Michoacán sigue estancada envuelta en la confrontación con el gobierno federal y el descuido de su gobernador por algunas zonas consideradas muy violentas.

Algo estará haciendo bien el gobierno de Guerrero. Algo para evadir los lamentos presidenciales y lograr el reconocimiento, como sucedió recientemente en Costa Grande.

QUE CONSTE

  1. – Éste jueves rendirá su cuarto informe de gobierno Héctor Astudillo Flores. Mucho que presumir, sobre todo en materia de gobernabilidad, seguridad pública, inversión e infraestructura.
  2. – Luis Walton Aburto ya se les metió por la puerta grande a las legiones y tribus del Movimiento de Regeneración Nacional. No hay, al menos en la coyuntura, quien le dispute la cercanía con el primer círculo presidencial y, sobre todo, con el mismo presidente.
  3. – En el Partido de la Revolución Democrática marchan parejos Carlos Reyes y Evodio Velázquez, aunque el ruido que ha metido el ex gobernador Ángel Aguirre Rivero hace ver que las canicas de Layo se van a ¿MORENA? ¿PRI? ¿PRD?
  4. – Aunque dijo que no ha decidido si participará como candidato a la gubernatura, Manuel Añorve Baños no puede negarse a las simpatías de los priístas que confían en conservar la gubernatura, con él a la cabeza.
  5. ¿Y en Acapulco? Por MORENA hace campaña Zeferino Gómez Valdovinos; el PRD se ve desangelado; en el PRI va Taja ¿Ricardo? ¿Jorge? Y luego los otros partidos, incluido el MC que se debate entre seguir a Walton en su pelea en MORENA o quedarse bajo la sombra de Dante Delgado.

Comentarios

comentarios