Obispo Salvador Rangel a favor de la Legítima Defensa aprobada en el Congreso de Guerrero

Compartir

Bernardo Torres/API

Chilpancingo, Guerrero.-Al Considerar que el Derecho a la Vida es uno de los más importantes, el Obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, se dijo a favor de la Ley de Legítima Defensa aprobada hace unos días en el Congreso del Estado.

Consideró que siendo el 2019 uno de los años más violentos en la entidad, era necesario que la población pueda tener un arma en sus casas para poner un alto a los delincuentes, así como para inhibir los delitos.

Sin embargo admitió que todas las leyes tienen ciertos inconvenientes, y en este caso podrían incrementarse el número de homicidios, y lo ideal sería que no fueran necesarias las armas para no tener que aplicar estas leyes.

El Obispo también se refirió al toque de queda impuesto por la Autodefensa en los municipios de Apaxtla y Teloloapan, sobre lo cual dijo es una muestra de la fuerza que tienen estos grupos armados y el nivel de prepotencia a los que están llegando.

Acciones como está, señaló Salvador Rangel, también exhiben la debilidad gubernamental, porque quienes tienen la obligación de defender a los ciudadanos, son las instituciones.

«Yo eh hablado mucho de los vacíos de poder y es cuando a los ciudadanos no les queda de otra que hacer cosas como el toque de queda, Dios quiera, tanto que se habla de Guardia Nacional que ojalá puedan ir a estos lugares», dijo.

Externó su preocupación por la expansión de la Policía Tecampanera de Teloloapan hacia el municipio de Pungarabato e Iguala, y la presencia de grupos armados en la Sierra de Filo de Caballos, donde insistió deberían ser replegados por la autoridad.

«Más que generar confianza, generan inseguridad y miedo», concluyó. (Agencia Periodística de Investigación)

Comentarios

comentarios