Se pierden Mil 500 hectáreas de cultivos en Juan R. Escudero por «Narda”

Compartir

Se perdió el maíz, calabaza, jamaica y cacahuate en seis comunidades

Bernardo Torres/API

Tierra Colorada, Guerrero.- Al menos mil 500 hectáreas de cultivos de maíz, calabaza, jamaica, y cacahuate, en seis localidades del municipio de Juan R. Escudero se perdieron a causa de las lluvias que dejó en Guerrero la Tormenta Tropical «Narda», informaron autoridades.

Ruth Delgado, Síndica del Ayuntamiento de Juan R. Escudero, explicó que es una tragedia, pues este año los campesinos del municipio tenían grandes expectativas, pues habían implementado proyectos alternativos a los que había implementado el Gobierno Federal.

El Gobierno Municipal, que dirige, Delfino Terrones Ramírez, implementó un programa de fertilizante orgánico, independiente al programa de fertilizante gratuito que implementó el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, por lo que se había dado cobertura a los más de tres mil campesinos que tiene el municipio.

Informó la funcionaria municipal que en este momento están buscando acceder al seguro de gastos catastróficos, de la Secretaría de Desarrollo Agrario Estatal y Federal, para que el esfuerzo de los campesinos no se vea perdido.

El municipio de Juan R. Escudero, además de las Costas, fue de las zonas más afectadas en la Zona Centro del Estado donde tuvieron el desbordamiento de los Ríos, Omitlán, Papagayo y Río Azul, que provocaron afectaciones en seis comunidades de esta municipalidad.

En el poblado de Omitlán, 10 viviendas fueron evacuadas por inundación, y otras evacuaron de manera preventiva, apoyados por elementos de Protección Civil de Juan R. Escudero, los albergaron en la cancha principal, pero este martes regresaron a sus hogares al parar la lluvia y bajar el nivel del río.

Otras cuatro comunidades del oriente del municipio, permanecen incomunicados cuatro días después por la caída del puente en Tlayolapa, como lo son el Terrero, Tabacal y Michapa, además de seis localidades del municipio de Tecoanapa, incluso algunas de Quechultenango.

También fueron evacuadas 30 familias de la comunidad de Papagayo, ante la crecida del Río, y aunque el agua no llegó a sus domicilios salieron para evacuar sus hogares, y la mañana de este martes pudieron regresar a sus casas.

Transportistas, comerciantes y familias se encuentran varados, algunos llevan tres días y no han podido llegar a sus destinos, unos iban de visita, otros fueron a vender, y deberán esperar al menos otros dos días para poder pasar el puente derrumbado, pues los trabajos avanzan de manera lenta. (Agencia Periodística de Investigación)

Comentarios

comentarios