Greta Thunberg y el cambio climático

Compartir

Por: Esteban Valdeolivar S.

El 20 de agosto de 2018, Greta Thunberg, que entonces estaba en noveno grado, decidió no asistir a la escuela hasta las elecciones generales de Suecia, realizadas el 9 de septiembre, tras la ola de calor y los incendios forestales en Suecia. Su demanda fue que el gobierno sueco redujera las emisiones de carbono con base a lo establecido en el Acuerdo de París, por lo que decidió protestar sentándose en las afueras del Riksdag (Parlamento) todos los días durante la jornada escolar, junto con un cartel que decía Skolstrejk för klimatet (‘huelga escolar por el clima’).

Después de las elecciones generales, Thunberg continuó protestando cada viernes, lo cual llamó la atención a nivel internacional e inspiró a jóvenes estudiantes de todo el mundo a participar en huelgas estudiantiles.

Desde diciembre de 2018, más de 20,000 estudiantes realizaron manifestaciones en más de 270 ciudades en varios países, incluyendo Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Japón, Países Bajos, Reino Unido, Suiza y en América: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Estados Unidos, México y Uruguay.

El viernes 15 de marzo de 2019 tuvo lugar una nueva oleada de huelgas estudiantiles por todo el mundo y de manifestaciones para pedir medidas efectivas que detengan el cambio climático. Apenas finalizada una ‘huelga’ que sacó a cientos de miles de jóvenes de las aulas a las calles en todo el mundo, dirigentes juveniles acudieron este sábado, 20 de septiembre, a la sede de las Naciones Unidas para exigir medidas drásticas contra el cambio climático.

«Demostramos que estamos unidos y que nosotros, los jóvenes, somos imparables», afirmó la activista sueca de 16 años, Greta Thunberg,

La huelga del viernes pasado en los seis continentes y la conferencia de la juventud del sábado presagian que la Asamblea General de las Naciones Unidas, que inicia el lunes en Nueva York, tendrá el tema del cambio climático en primer plano mientras los líderes mundiales se reúnen para el encuentro anual; insistirán en que el mundo debería liberarse rápidamente del carbón, el petróleo y el gas, que causan el cambio climático. ¡Ya es suficiente. Ya no queremos combustibles fósiles! es el clamor en las demandas! «La juventud mundial exigirá cuentas a los gobernantes. Si estos no toman medidas contra el cambio climático, el voto juvenil los expulsará de sus puestos», aseguró Greta.

Antonio Guterres, secretario general de la ONU, declaró recientemente, «mi generación ha fracasado hasta ahora en preservar la justicia en el mundo y en preservar el planeta».

Comparto con el portugués su sentido de responsabilidad, ya que nos impusieron modelos económicos sustentados en la industria petrolera y sus derivados, que si bien ha sido motor del desarrollo tecnológico a partir del siglo pasado, es también causante del gravísimo deterioro ambiental de nuestro planeta que lo tiene al borde del colapso; por eso es importante que millones de niños y jóvenes como Greta Thunberg, alcen la voz, se manifiesten y exijan a nuestros gobernantes, consorcios industriales, tecnológicos y financieros, alternativas de energía que aseguren un mejor horizonte de desarrollo a las futuras generaciones y en paralelo, limpiar nuestro planeta. ¡El tiempo apremia!

Como siempre, usted tiene la mejor opinión.

Comentarios

comentarios