Padrón en PRI tiene sesgo a favor de Alejandro Moreno: Narro

Compartir

José Narro enfatizó que él no se puede prestar a una simulación de esa naturaleza “por eso decidí declinar mi participación en el proceso y en un acto de congruencia, porque creo que así lo debo hacer, renunciar a mi militancia en el partido después de 46 años”, aclaró.

El padrón del PRI está lleno de imperfecciones y en los primeros meses de este año, se registraron hasta 400 mil nuevas afiliaciones; gobernadores se pronunciaron antes de tiempo

CIUDAD DE MÉXICO.

Un padrón del PRI, lleno de imperfecciones y gobernadores que se pronunciaron antes de tiempo en favor del proyecto de Alejandro Moreno, ‘Alito’, además de otras señales, fueron parte de las razones que ocasionaron que el aspirante a dirigir a nivel nacional al tricolor José Narro Robles, renunciara a su aspiración y a su militancia de 46 años al Partido Revolucionario Institucional.

En entrevista con Pascal Beltrán del Río para Imagen Radio, el también exrector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explicó que el padrón del PRI está lleno de imperfecciones y en los primeros meses de este año, se registraron hasta 400 mil nuevas afiliaciones y casualmente de estados en los que ‘Alito’, Alejandro Moreno, aspirante a dirigir el PRI y exgobernador de Campeche, ha estado trabajando desde hace varios meses.

Entonces el padrón tiene un sesgo de cientos de miles de nuevos afiliados, que son, sin lugar a dudas, quienes serán utilizados para la votación», aseguró Narro.

Como segundo tema apuntó que hubo pronunciamientos previos de 11 gobernadores a favor de ‘Alito’ y que empezaron a trabajar para apoyarlo desde antes de que el partido emitiera la convocatoria. “Se trata entonces de un proceso que no tiene reglas claras, que no tiene reglas justas y en donde no ha habido una voz que diga, vamos a revisar esto, no se puede de esta manera”, afirmó.

José Narro enfatizó que él no se puede prestar a una simulación de esa naturaleza “por eso decidí declinar mi participación en el proceso y en un acto de congruencia, porque creo que así lo debo hacer, renunciar a mi militancia en el partido después de 46 años”, aclaró.

El exrector de la UNAM dijo que, como Beatriz Pagés, también tiene la impresión de que el gobierno federal tiene la mano metida en el proceso de elección a la dirigencia nacional del PRI, aunque indicó que no puede probarlo.

“Sí, yo tengo esa misma impresión y me parece de nueva cuenta que se trata de un proceso que deberían de resolver sólo los priístas. Yo no puedo probarlo pero sí puedo hacer uso de las distintas expresiones que el propio exgobernador ha hecho en el sentido de que él tiene el apoyo del Gobierno de la República”, señaló.

«pdg»

Fuente: Excélsior

Comentarios

comentarios