De Frente. La basura municipal en Acapulco

Compartir

Por: Miguel Ángel Mata Mata

La mañana del martes, sobre la calle Vallarta, de la colonia Progreso de Acapulco, amanecieron unas dos toneladas de basura. Un día antes, según reportó Gustavo Teliz en redes, él encabezó una jornada de limpieza. Todo para nada.

La mañana del mismo día, frente al callejón 4 de enero y avenida López Mateos, antes de que ésta se convierta en Azueta, frente a las oficinas de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco, una imagen similar: toneladas de basura.

Al parecer los empleados municipales del servicio de limpia se han sumado al paro de labores convocado por los dirigentes de las cuatro secciones del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG).

Antes del gobierno de la cuarta, eso no sucedía. El servicio de limpia, concesionado a empresas particulares, no era sujeto de secuestro por líderes sindicales para hacerle manita de cuche a la autoridad municipal.

Pero, esos eran neoliberales corruptos y se cancelaron las concesiones para que los trabajadores municipales de limpia, que pertenecen al pueblo bueno y sabio, se hicieran cargo de uno de los servicios vitales de la ciudad: la limpieza.

¿Y LA PRESIDENTE MUNICIPAL?

El paro de trabajadores sucedió justo cuando la presidente municipal, Adela Román Ocampo, se fue de viaje a Medellín, Colombia, en donde le mostraron las estrategias que ellos siguieron para combatir la inseguridad.

En boletines oficiales se le ve retratada con funcionarios de la municipalidad de aquella sudamericana ciudad. Se ven fotos de barrios en donde, graffiteros, han llevado la esperanza a jóvenes de preferir el arte a la delincuencia.

El mismo viaje hizo, hace algunos años, el ex presidente municipal, Evodio Velázquez Aguirre. A su regreso quiso imponer modernos parquímetros manejados por una empresa colombiana. Triste propuesta. Los acapulqueños le rechazaron.

Fue la misma Adela Román quien, en su campaña, ofreció cancelar esa concesión. Ahora que regresará de Colombia. ¿Volverán los parquímetros?

Y MIENTRAS TANTO

Acapulco entró a su segundo día de paro de municipales ¿Qué han hecho los funcionarios para dar solución a la contingencia, ante la ausencia de su jefa?

  • El fin de semana, cuando ya estaba anunciado el paro de labores, emitieron dos boletines oficiales. En el primero dijeron que el gobierno municipal concedía aumento salarial.
  • En un oficio, hecho circular entre todas las dependencias municipales, un señor de nombre Ramón Castillo Barrientos, funcionario de cuarto nivel, anunciaba a todos los trabajadores que “por instrucciones de la presidente municipal, el lunes 17 de junio (día del paro) se decretaba día de descanso para honrar el Día del Padre”.
  • Otro funcionario de cuarto nivel, el subdirector para asuntos religiosos y políticos, de apellido Adame, fue la fuente en otro boletín oficial: “el paro laboral es ilegal”, dijo.
  • Un grupo de malos empresarios, como el presidente de la Asociación de Hoteles de Acapulco, acusado por turistas de racismo y discriminación a visitantes nacionales, convocaron a rueda de prensa para decir que los paristas “no quieren a Acapulco”.
  • Los funcionarios menores distribuyeron en redes consignas en contra de los paristas y…

¿Alguien recuerda cómo operó el gobierno municipal cuando la crisis por el huracán Paulina? Fue similar, muy similar. Tanto que la descalificación, ante la realidad, en aquel entonces, llevó al entonces secretario general municipal, David Augusto Sotelo, a salir, en Televisa a decir: “no hay nada de gravedad en Acapulco, ésta lluvia es un chipi chipi”, cuando la tragedia era un hecho en la ciudad.

¿Quién le “ayuda” a Adela Román Ocampo? Tan sencillo que es dialogar, antes que la descalificación que lleva al encono, pero…

¿Quién le ayuda?

Mientras tanto, la basura se acumula en las calles de Acapulco.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *