El ojo seco puede desarrollarse por la edad, pero requiere atención médica

Compartir

Un 30 por ciento de la población adulta mayor que acude a recibir atención oftalmológica padecen el síndrome de ojo seco (SOS), sequedad ocular que se produce cuando las lágrimas no logran suministrar la humedad necesaria y que se considera más frecuente en este periodo de vida, informó la delegación Guerrero del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Sin embargo, en la actualidad puede detectarse en personas menores de edad, debido al uso excesivo de aparatos de alta tecnología como teléfonos inteligentes y tabletas electrónicas, indicó el Seguro Social.

El doctor de la Unidad de Medicina familiar (UMF) N° 9 del IMSS en Acapulco, Javier Herrera explicó que cuando una persona de cualquier edad es identificado con el síndrome de ojo seco, debe evitar la automedicación, y acudir de forma inmediata con el médico para recibir un tratamiento adecuado.

En el caso de los menores de edad, insistió en que el uso de los aparatos debe ser racionado o hasta suspenderlo, a menos de que sea necesario por cuestiones escolares, comentó el médico.

En los adultos mayores refirió que es posible que el deterioro natural del ojo, el medio ambiente, origina esta resequedad, y desarrollando una sensación ocular de arenilla o cuerpos extraños al interior del ojos, dolor al parpadear o inflamación “poniéndole rojo el ojo”, debido a que no existe una buena lubricación. Agregó que algunos otros síntomas del síndrome son ardor, comezón y lagrimeo.

Agregó que el SOS en los adultos mayores, debido a esta degeneración, el síndrome es permanente y sólo es tratable con un lubricante, que sustituye la función de la glándula lagrimal.

También indicó el doctor Herrera, que puede confundirse con alguna alergia, por lo que reiteró que es necesaria la visita con el médico, quien determinará la causa de la sintomatología.

Comentarios

comentarios

About the author

Artículos relacionados