Prepotente usa ciclovía de Acapulco como estacionamiento particular

Compartir

Acapulco, Gro., a 20 de mayo del 2019 (Síntesis de Guerrero) . – El siguiente relato fue colocado en la página de facebook de Antonio Maciel, la tarde del domingo. Su lectura ilustra a la perfección el abuso de un desconocido quien, además de usar como estacionamiento privado la ciclovía que corre por la costera Miguel Alemán, hace lujo de prepotencia y, sobre todo, ignorancia. Enseguida el relato íntegro:

 Antonio Maciel

PREPOTENTE TIPO SE ESTACIONA EN LA CICLOVÍA
El día de hoy sábado 18 de mayo de 2019, salí con mi sobrina de 10 años a andar en bicicleta y nos encontramos con este tipo que obstruía la ciclovía. Le pregunté si tardaría mucho en mover su vehículo para poder continuar el trayecto, muy molesto respondió que le esperara un momento, del vehículo descendió una joven y continúo dentro; permanecimos un momento esperando sin movernos o rodear, por lo que ante la presión de nosotros dos, movió el vehículo y a su paso junto a mí, bajo el vidrio y gritó: «pinche chilango puto»; en ese momento pensé, «se está presentando», sin embargo, me dí cuenta que por llevar chalecos reflejantes y el de mi sobrina tener las letras DF, caí en la cuenta que se refería a mi, no dí importancia ya que soy nativo del puerto y lo que interesaba era continuar nuestro recorrido en bici.
Alcance a la joven que iba de pasajero y le cuestioné «de dónde nos visitan», a lo que respondió: «somos de aquí», le dije: «dile a tu papá que también soy de aquí y he tomado foto de su acto en la ciclovía y lo voy a subir al Facebook».
El tipo al darse cuenta que me acerqué a la joven dio vuelta en el retorno del fuerte de San Diego y nuevamente en el retorno frente a Sambor´s, derrapó el auto frente a mí y se bajó gritando: «qué le dijiste a la niña», a lo que le respondí: «que también yo soy de Acapulco, que lo voy a subir al facebook». Continúo diciendo groserías y ofensas, a lo que le sugerí que respetara para ser respetado, que en ningún momento le había faltado al respeto para que lo hiciera él, además iba con una menor y no era correcto esas escenas (en este punto ya me tenía hasta la madre), entonces me retó a los golpes, a lo cual (no se de dónde logré contenerme y no partirle su madre) le respondí que no caería en su juego, que por el momento no podía pelear, pues llevaba conmigo una menor y no era correcto, pero que soy de Acapulco, podemos vernos en otra ocasión; para esto varios trabajadores que hacen labores de cuidado de áreas verdes, sólo esperaban el momento para darle su tunda, pues se dieron cuenta por el derrape de las llantas, los gritos y groserías del tipo, lo que estaba sucediendo. Se subió nuevamente al auto y al pasar junto a mí nuevamente los insultos y groserías. Los trabajadores comentaron «le hubiéramos partido su madre», a lo que contesté que no era el momento por llevar una menor. Desconozco que trauma tiene, que está viviendo en su vida, si su mujer le puso el cuerno con un chilango para odiarlos tanto, no sé, sólo me dio tristeza que exista este tipo de personas que se dicen ser de Acapulco y no tienen un sólo rasgo de porteño y sus acciones mucho menos. Ahí se los encargo, no se me adelante por favor, si saben el nombre por mensaje por favor, se los voy a agradecer, le quiero dar una visitada para saber de que está hecho. Antonio Maciel

Comentarios

comentarios