En riesgo, exportación de tomate mexicano hacia EU

Compartir

El fin del Acuerdo de Suspensión a la Investigación Antidumping a las Exportaciones Mexicanas de Tomate con Estados Unidos entre los productores mexicanos y sus contrapartes estadounidenses, que se traduce en una cuota compensatoria de 17.56 por ciento en las exportaciones, podría afectar el flujo comercial de este producto con ese país si la situación no se resuelve en aproximadamente dos meses, estimó Luz María de la Mora, subsecretaria de Comercio Exterior.

De acuerdo con estimaciones de la Secretaría de Economía, sin un acuerdo de suspensión de por medio, los exportadores de México pagarían anualmente más de 350 millones de dólares por la cuota compensatoria.

“Sí podríamos estar viendo algún tipo de afectación, tal vez no inmediata, pero si esto se prolonga por unos meses, dos o tres meses, creo que sí estaríamos viendo una afectación en las exportaciones mexicanas y también estaríamos viendo una afectación del consumo de tomate en EU”, indicó De la Mora, en entrevista.

Según datos de la Universidad de Arizona, los consumidores de tomate de EU tendrán que enfrentar un incremento de precios de entre 38 y 70 por ciento como resultado de los aranceles.

La funcionaria señaló que las afectaciones se reflejarían con mayor agravio en los productores medianos y pequeños, a quienes les costaría más subsanar la cuota que Estados Unidos cobraría en la frontera.

“Es cierto que de todos los productores pequeños y medianos que tienen que pagar el arancel en frontera, sí van a tener una situación complicada para poder hacer el desembolso del efectivo que se requiere para poder realizar la exportación, aunque después se pueda recuperar. En el proceso, el costo para ellos puede ser tan elevado que no les haga costeable o posible el poder vender su producción en EU”, expuso De la Mora.

Sergio Esquer, vicepresidente hortofrutícola del Consejo Nacional Agropecuario,detalló que hay más de 600 exportadores de tomate mexicanos a los que impactará la conclusión del acuerdo, por ende habrá una baja en las exportaciones se llegue o no a un arreglo.

“Estamos hablando más o menos de 650 productores mexicanos (que exportan). No todos tendrán la capacidad financiera ni el soporte financiero para pagar las fianzas en EU, entonces yo creo que de cualquier forma sí nos va a afectar, y esto va a repercutir en otros temas, en otras negociaciones, que es lo que no queremos, dentro del propio T-MEC”, alertó Esquer.

A pesar de que el escenario no es favorable, tanto Esquer como la subsecretaria coincidieron en que la posibilidad de materializar un consenso en las próximas semanas es posible.

“Esperaríamos que en unas cuantas semanas se pudiera tener un acuerdo final que satisfaga a ambas partes y permita que el comercio que se ha creado en este sector y en este producto siga avanzando y se siga dando sin obstáculos al comercio”, dijo la funcionaria.

El vicepresidente del Sistema Producto Tomate y empresario involucrado en las negociaciones, Manuel Cázares, también espera que pueda haber un aviso de última hora en el que les notifiquen un desenlace positivo.

“Creemos que de última hora podamos tener alguna situación que nos favorezca. Lo que sí es una realidad es que el término ya se acabó y nuestros abogados en Washington están todavía en espera”, dijo Cázares.

El Departamento de Comercio de EU emitió este martes un comunicado anunciando la finalización del acuerdo, pero recalcó que aún esperan encontrar una solución que favorezca a ambas partes.

“Hoy (este martes), el Departamento de Comercio anunció la terminación del Acuerdo de Suspensión para Tomates Frescos de México de 2013, y las negociaciones continuarán considerando un posible acuerdo aceptable para los firmadores mexicanos, que también resuelva la preocupación de la industria de EU”, señaló en un comunicado.

Fuente: El Financiero

Comentarios

comentarios

About the author