Las franquicias que le dan un ‘gancho al hígado’ al desempleo en México

Compartir

Fuente: Elaborado con Shutterstock.

Algunas franquicias pueden hacer contrapeso ante el problema de desempleo.

Firmas como de The Barber´s Spa, El Fogoncito, Delichurros y Estética Pekitas, se han convertido en una fuente de empleo para los mexicanos.

México ‘celebrará’ el 1 de mayo, Día Internacional de Trabajo, en un entorno marcado por los recortes de plazas laborales en la administración pública federal y en diversas empresas.

Esto se suma a la advertencia de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que prevé que 2.2 millones de mexicanos no tendrán empleo al finalizar 2019.

En contraste, la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF) pronostica cerrar este año con un crecimiento de 10 por ciento en unidades, con lo que prevé generar 100 mil empleos este año, con lo que pasará de 900 mil puestos a un millón al cierre de 2019.

En promedio, por cada nueva franquicia que se abre se generan 11 plazas laborales formales, con prestaciones básicas de ley, capacitación y con salarios que van de los 3 mil a los 10 mil pesos.

“Por la ola de despidos que se han presentado estamos convencidos que este año habrá mucha gente que se integre a las franquicias. Asimismo, están quienes se están independizando”, explicó Jacobo Buzali, presidente de la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF).

A diferencia de los puestos corporativos, en las franquicias generalmente no se pide límite de edad, además de que la operación con manuales y modelos preestablecidos no demanda tener licenciaturas o maestrías para poder operarlos, explicó Ferenz Feher, director general de la consultora Feher & Feher.

Adicionalmente, para los jubilados o personas que fueron liquidadas y tienen un ahorro, este tipo de negocios significan una oportunidad de autoempleo, como es el caso de marcas como de The Barber´s Spa, El Fogoncito, Delichurros y Estética Pekitas, que cuentan con diferentes opciones.

En esta taquería el negocio es tan sencillo que dos de las 22 franquicias que tiene El Fogoncito son de exempleados que se convirtieron en franquiciatarios.

“Nos ha pasado que colaboradores nos abandonan y se van al ambulante para luego regresar y solicitar una franquicia, ya hemos cerrado dos contratos”, relató Carlos Roberts, director general de El Fogoncito.

La inversión por una franquicia va del millón y medio hasta los 6 millones de pesos, depende si el formato es restaurante-bar o fast food, y el retorno promedio de inversión es de 24 a 48 meses.

Hoy emplean 380 personas y contemplan sumar dos sucursales este año, a las 22 que ya operan, para integrar cerca de 50 nuevos puestos de trabajo entre meseros, taqueros, parrilleros, gerentes y cajeras.

Delichurros cuenta con 180 sucursales en México que dan empleo a 720 personas, y en este año van por 30 sucursales más, para sumar 120 puestos de trabajo para preparar bebidas, comida y cobrar.

El 70 por ciento de la fuerza laboral son estudiantes que lo único que requieren es capacitación de cuatro días, que se le da de igual forma al franquiciatario.

El costo de la franquicia es de 500 mil pesos y tiene un retorno de inversión de 18 a 24 meses.

“Hay gente que nos ha comprado (la franquicias) porque de niños los consumían. Hoy el perfil al que está llegando a Delichurros son matrimonios y profesionistas que buscan diversificar sus ingresos (al hacerse de una franquicia)”, aseguró Alfredo Malagón, director general de Delichurros.

Estética Pekitas, look de empleo

Carolina Montemayor, fundadora de Estética Pekitas detalló que su primera sucursal nació en 2012 y tres años después se convirtió en una franquicia que hoy tiene 9 unidades que emplean a 54 regiomontanos.

Actualmente solo tiene presencia en Monterrey, para este año van por dos sucursales, lo que podría sumar al menos 15 puestos de trabajo.

Las habilidades que se requieren para trabajar o tener una franquicia así es saber hacer peinados y tener algún curso de estilista, así como carácter para tratar con los niños.

El costo de la franquicia ronda los 700 mil pesos, y tiene un retorno de inversión de 18 a 24 meses.

Nació hace 10 años, pero fue en 2011 cuando se convirtió en franquicia, explicó su fundadora Pamela Tomás Obrador, que cuenta con otro negocio, La Logia Barberías donde además ofrece servicio de tatuajes.

Ambos conceptos suman 80 sucursales que dan empleo a 350 personas, pero su apuesta es alcanzar las 100 unidades este año, con lo que acumularían medio centenar de plazas formales para estilistas y barberos.

Para quieran autoemplearse, la inversión por cualquiera de los dos conceptos ronda el millón y medio de pesos, que incluye equipamiento, inventario y capacitación. El retorno de inversión tiene un promedio de 13 a 18 meses.

Fuente: El Financiero

Comentarios

comentarios

About the author

Artículos relacionados