Contexto Político: Ceteg: ¡El Congreso soy yo!

Compartir

Además de permitir que integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (Ceteg) entren encapuchados y de manera violenta en las instalaciones del Palacio Legislativo, el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso del estado, Antonio Helguera Jiménez, anunció que la bancada de Morena analiza “flexibilizar” la Ley Orgánica del Poder Legislativo, para que las organizaciones sociales expongan sus demandas desde tribuna.

La propuesta del señor Helguera es una soberana estupidez y un acto de sometimiento del Congreso local hacia grupos beligerantes.

Se entiende que los cetegistas son parte del pueblo, pero sólo es una minoría que a través de sus protestas radicales han afectado la economía y los derechos de miles de guerrerenses. Y lo que es peor, exigen el pago completo de sus quincenales cuando ni siquiera se presentan a dar clases en sus centros laborales. Son unos sinvergüenzas.

Lo único que les importa es fomentar la anarquía y contribuir a que la calidad de la educación siga por los suelos. Además, se oponen a ser evaluados, ya que todo el tiempo se la pasan protestando “por sus derechos” y “no les da tiempo” seguir actualizándose. ¡Pobrecitos!

Los diputados locales de Morena cometen el error de seguir empoderando a la Ceteg. Y se entiende. Algunos de los calienta curules simpatizan con la causa cetegista. Por eso no actúan contra dicha agrupación, ya que –según ellos– no reprimirán al pueblo, a “ese pueblo bueno, sabio y que no se equivoca”.

Durante varios años, a las organizaciones sociales se les ha atendido sin ningún problema en el Congreso del estado, sin necesidad de que sus dirigentes suban a tribuna a exponer sus demandas, ya que para eso están disponibles las salas “José Francisco Ruiz Massieu” y “José Jorge Bajos Valverde”.

La tribuna debe ser usada en las sesiones por los diputados y por el titular del Poder Ejecutivo cuando rinda su informe de gobierno, así como por los secretarios de despacho cuando son llamados a comparecer. También tienen autorización de usarlo los integrantes del Parlamento Juvenil y por los personajes que son galardonados año con año con las preseas “Sentimientos de la Nación” y “Eduardo Neri”.

Todo tiene un protocolo. Nada de violencia. Todo conforme a la ley.
Los cetegistas no respetan a nadie.

A los cuatro vientos gritan defender el derecho a la educación y las causas del pueblo. Ni lo uno ni lo otro. Son unos transgresores de la ley.

Tampoco respetan el ejercicio periodístico. El pasado martes y en un tono agresivo obligaron al reportero Jesús Saavedra Lezama, de ‘El Sol de Chilpancingo’, a entregar su teléfono celular para borrar las fotografías que había tomado durante la marcha que realizaban rumbo al Congreso del estado.

Luego entonces, es inadmisible que la bancada de Morena se doblegue ante una organización social beligerante y que su coordinador parlamentario cometa la estupidez de proponer una reforma a la Ley Orgánica del Poder Legislativo, para ajustarlo a los intereses de un pequeño sector del pueblo.

Ya me imagino ver a los transportistas –que no son pocos en Guerrero– tomando la tribuna del Congreso para exigir más concesiones del servicio público, o a normalistas de Ayotzinapa demandando plazas automáticas, y que al abandonar la Sala de Sesiones ‘hueveen’ y arrojen piedras a la biblioteca que se ubica en el Palacio Legislativo.

No es justo que los grupos sociales que realizan protestas de manera pacífica sean ninguneados por los legisladores de Morena, al grado de burlarse de ellos, como ocurrió hace unas semanas con las encargadas de estancias infantiles y madres de familia, a quienes se les trató de impedir la entrada en la Sede del Congreso.

Pero eso sí, el gris y blandengue presidente de la Jucopo se pone muy acomedido para recibir a sus cuates de la Ceteg cuando irrumpen en las sesiones.

Si la bancada de Morena hace uso de su mayoría para aprobar la estupidez o “ideota” de Antonio Helguera Jiménez, dejarán un mal precedente, el cual sería retomado por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) para apoderarse del Congreso de la Unión y exigir que las Secretarías de Educación en los estados sean ocupadas para uno de sus integrantes.

No cabe duda que el pueblo cometió el error de votar parejo en las pasadas elecciones por Morena, sin analizar los perfiles de los que ahora cobran como diputados locales, mismos que están entregando las instituciones a grupos radicales.

La dirigencia de la Ceteg ha de estar súper feliz y gritando a todo pulmón: ¡El Congreso soy yo!

ENTRE OTRAS COSAS… El rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), Javier Saldaña Almazán, rendirá este viernes su segundo informe de labores.

El evento se llevará a cabo en el auditorio Sentimientos de la Nación” de Chilpancingo, en el que se darán cita los miembros del Honorable Consejo Universitario, directores de las diferentes Facultades y Preparatorias, así como invitados especiales.

Estaremos pendientes del contenido del informe y los mensajes que se envíen al exterior de la máxima casa de estudios.

Por Efraín Flores Iglesias

 

Comentarios: E-mail: efrain_flores_iglesias@hotmail.com; Facebook: Efraín Flores Iglesias; Twitter: @efiglesias

Comentarios

comentarios

About the author

Artículos relacionados