Interceptan ambulancia de la Cruz Roja para rematar a mujer herida en Tixtla

Compartir
API
Chilapa de Álvarez Gro. 07 de abril de 2019.- El Obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa Salvador Rangel Mendoza reprobó los hechos suscitados por parte de hombres armados el pasado viernes en el municipio de Tixtla en contra paramédicos de la Cruz Roja Mexicana, Delegación Chilapa.
“Cualquier hecho de violencia es reprobable y sobre todo de una de las instituciones serias y sagradas es precisamente  la Cruz Roja, debemos respetarla lo mas que sea posible por la labor que esta brindando”, expuso el prelado católico durante una entrevista en la catedral de Chilapa.
Dijo que espera que esto no se vuelva a repetir, por lo que urgió a las autoridades a poner más atención en este caso y en la vigilancia en la ruta Chilpancingo-Chilapa.
Aceptó que se pueden seguir registrando hechos esporádicos, por lo que exhortó a las autoridades encargadas de la vigilancia, poner atención “para que aquel terreno se ha ido ganando no se vaya para atrás”.
Cabe hacer mención que el viernes pasado, cuando la Cruz Roja trasladaba a una mujer herida de bala del municipio de Chilapa a Chilpancingo, la unidad móvil fue interceptada por hombres armados en la caseta de cobro de Tixtla, bajaron a los paramédicos y los golpearon mientras que a la mujer la asesinaron con seis disparos en la cabeza.
Sobre los carros bombas que explotaron la semana pasada en Xaltianguis, Salvador Mendoza pidió no minimizar los hechos de violencia en el puerto de Acapulco. “Lo que es pan, es pan y lo que es vino, es vino, no nos debemos de distraer y ni siquiera minimizar los hechos que están sucediendo porque si queremos tapar el sol con un dedo no es posible”, indicó.
Luego consideró que ante los hechos de violencia se debe aumentar más la labor de inteligencia; “no nada más llegar cuando el niño de ahogo y tapar el pozo, porque de qué se está incrementando la violencia en ciertos lugares se está incrementando”.
Urgió a que ya se paren los hechos de violencia porque, dijo, la ciudadanía tiene derecho a vivir de una forma tranquila y en paz.
Por último, sobre el anuncio del presidente de la República sobre que el encargado de la Guardia Nacional será un militar activo, Rangel Mendoza dijo no estar de acuerdo.
Dijo que no es posible que la parte civil ceda sus derechos que tanto le han costado, recordando que la autoridad civil tiene la obligación de cuidar al ciudadano y el militar tiene la responsabilidad de cuidar la nación. (Agencia Periodística de Investigación)

Comentarios

comentarios

About the author

Artículos relacionados