Contexto Político: PRD: ¿debate estéril?

Compartir

Por Efraín Flores Iglesias

Mientras en el PRI se percibe unidad y armonía, en el PRD y en Morena prevalece una lucha por el control de sus respectivas dirigencias estatales.

Hace unos días, la corriente Nueva Mayoría (NM) exigió a Ricardo Barrientos Ríos, presidente del Comité Ejecutivo Estatal del PRD, respetar un acuerdo establecido en septiembre del año pasado entre todas las tribus.

Alternativa Democrática Guerrerense (ADG) dio su aval para que Amador Campos Aburto (de NM) sea el sucesor de Ricardo Barrientos Ríos.

Se entiende que la pugna por la dirigencia del PRD tiene que ver con la elección de 2021. Y no es para menos, en dicho año se elegirá gobernador.

Para Celestino Cesáreo Guzmán, coordinador de la fracción parlamentaria del PRD en el Congreso local y dirigente de ADG, el asunto “ya está en manos de la dirigencia nacional” y descartó una fractura interna.

Respecto al amago de los diputados Perla Edith Martínez Ríos y Robell Urióstegui Patiño de declararse independientes si ADG no respeta el acuerdo para que Amador Campos sea dirigente del Sol Azteca, Cesáreo Guzmán confía en que permanezcan en la fracción y superen las diferencias que está generando el tema de la dirigencia.

Cabe destacar que el PRD aprobó durante su 15 Congreso Nacional extraordinario un nuevo Estatuto, con lo cual desaparecen las figuras de presidente y secretario general. Asimismo, la nueva dirigencia colectiva nacional designará a la dirigencia colectiva provisional en el estado, que tendrá como responsabilidad preparar el proceso interno del PRD que se llevará a cabo el próximo 28 de abril.

Las dirigencias colectivas estarán conformadas por un miembro de cada expresión política.

Es muy probable que en Guerrero se realice una elección interna, en donde cada expresión o tribu medirá fuerzas. Obviamente, ganará el que amarre más alianzas.

El ex alcalde de Acapulco y dirigente máximo de NM, Evodio Velázquez Aguirre, presiona para hacer cumplir un acuerdo que choca con el nuevo Estatuto del PRD.

Corresponderá a la dirigencia colectiva nacional atender el caso de Guerrero, antes de que el conflicto suba de nivel.

Hay quienes se han pronunciado para que el PRD deje sus pleitos internos.

En su columna del pasado viernes, el ex gobernador Ángel Aguirre Rivero fue muy claro al opinar sobre el tema.

“Quienes creen que van a ganar la candidatura a gobernador, imponiendo la dirigencia estatal, están en un craso error, pues el criterio deberá ser quien esté mejor posicionado y tenga la aceptación de la sociedad guerrerense. Acabemos con este debate estéril y pongámonos a trabajar si es que de verdad queremos que las cosas cambien”, sugirió.

En efecto, el debate estéril no le ayuda en este momento al PRD.

En Morena no cantan mal las rancheras. El grupo político del delegado único del gobierno federal en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, pretende imponer como dirigente estatal a Sergio Montes Carrillo, quien mantiene una feroz batalla contra los grupos de César Núñez Ramos y Marcial Rodríguez Saldaña.

Pero de eso hablaremos en otra entrega.

Comentarios: E-mail: efrain_flores_iglesias@hotmail.com; Facebook: Efraín Flores Iglesias; Twitter: @efiglesias

 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *