Con el hallazgo de 14 fosas clandestinas culmina IV Brigada Nacional de Búsqueda en Guerrero

Compartir
Bernardo Torres/API
Reportero
 
Huitzuco, Guerrero.(Síntesis de Guerrero).– Con el hallazgo de 14 fosas clandestinas con restos humanos, y por lo menos siete cuerpos completos culminaron las actividades de la IV Brigada Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas en cuatro municipios del Estado de Guerrero.
La brigada arribó al municipio de Huitzuco el 19 de enero, donde fueron explorados dos puntos; el cerro de Los Timbres, donde fue hallada una fosa, así como el punto conocido como la Cueva del Chivo en la localidad de Tlaxmalac, donde hubo dos positivos, es decir, dos fosas con fragmentos de huesos.
En Chilpancingo la brigada permaneció dos días explorando la periferia de la Ciudad, y específicamente en la colonia Las Terrazas, fueron halladas seis fosas clandestinas con huesos y fragmentos de huesos; cabe destacar que en esta zona años atrás había realizado trabajos de exhumación la Fiscalía General del Estado (FGE).
En los municipios de Iguala y Cocula las actividades se limitaron a reuniones en escuelas e iglesias, debido a que con anterioridad habían trascendido amenazas en contra de los integrantes de la brigada, y por seguridad se suspendieron algunos actos.
Los dos últimos días las labores de búsqueda se efectuaron en el municipio de Tepecoacuilco, en la localidad de Tetelilla, donde fueron exhumados tres cuerpos, además de otras tres fosas con restos humanos; uno de los dos días acudió el subsecretario para Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas.
María Herrera, fundadora de Enlaces Nacionales, dijo que la realización y materialización de estas caravanas han costado a cada uno de los integrantes lágrimas de sangre, dolor y mucho sufrimiento, donde también se ha hecho visible la simulación gubernamental, pues en varias ocasiones fallaron las medidas de seguridad.
La activista, madre de cuatro hijos desaparecidos, hizo una fuerte crítica a la Fiscalía General del Estado, a los peritos y Ministerios Públicos, quienes por años han dejado de hacer su trabajo, demanda que elevaron también a las autoridades federales.
La llegada de un nuevo gobierno, con Andrés Manuel López Obrador, dijo, genero buenas espectativas, pero los últimos incidentes con los elementos de la Policía Federal, Gendarmería y elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), los han hecho entender que la organización debe permanecer y no confiar en las autoridades.
El último día de búsqueda, relató la señora Tranquilina Hernández, madre de una joven desaparecida en Cuernavaca, Morelos, un grupo de buscadores fue abandonado en el cerro de la comunidad de Tetelilla, y la respuesta de los policías fue que no podían regresar a buscarlos, y tampoco accedieron a llevárselos en las patrullas, aún cuando todo el convoy ya se había retirado de la zona.
Expuso que esto no es lo que esperaban del nuevo gobierno, y hoy nuevamente se dieron cuenta que sólo se tienen a las organizaciones mismas, que ni a la Policía, Fiscalías, les importa hallar a los más de 40 mil desaparecidos en el país, y que sólo son revictimizados con tratos como este.
Los anfitriones, Mario Vergara Hernández, María Guadalupe Rodríguez Narciso, así como los centros de Derechos Humanos «José María Morelos y Pavón» y «Minerva Bello», agradecieron la presencia de representantes de más de 60 colectivos de familiares de personas desaparecidas, lo cual calificaron como una esperanza de hallar a sus desaparecidos o por lo menos calmar el dolor de otras familias.
Juan Carlos Trujillo Herrera, hijo de María Herrera, dijo que queda mucho trabajo pendiente en Guerrero por parte de las autoridades locales, como la continuidad en la búsqueda y exploración de fosas clandestinas, la revisión del estado de los cuerpos inhumados en el panteón ministerial, así como los más de 700 cuerpos que se encuentran en el Panteón Ministerial. (Agencia Periodística de Investigación) 

Comentarios

comentarios