Ejército y Marina resguardan a Pemex de huachicoleo

Compartir

CIUDAD DE MÉXICO.

Efectivos de las Fuerzas Armadas tomaron el control de 58 instalaciones clave de Petróleos Mexicanos (Pemex) como parte del Plan Conjunto de Atención a Instalaciones Estratégicas de Pemex, presentado ayer por el presidente Andrés Manuel López Obrador para combatir el huachicoleo.

El jefe del Ejecutivo dijo que la estrategia entra en vigor para evitar el robo anual de 60 mil millones de pesos a la nación. El plan comenzó a operar desde el 21 de diciembre con 15 dependencias federales y, a cuatro días de su puesta en marcha, ya hay tres exfuncionarios detenidos. El Presidente destacó que cuatro mil efectivos de la policía naval y militar recuperaron las instalaciones donde sindicalizados no permitían el acceso a las autoridades de la empresa. Un área que se intervino fue la de monitoreo (…) Hubo un día en que no se procedió a cerrar válvulas (…) hubo una gran pérdida de combustible”.

Dijo que no existen evidencias de que exdirectores de Pemex participen en el robo, pero que es un hecho que “sí sabían”. Y llamó a denunciar el huachicoleo al 01 800 228 96660 y al email vigilante@pemex.com. Rocío Nahle, secretaria de Energía, advirtió que la refinería de Madero está desmantelada.

FRENAN ROBO DE COMBUSTIBLES

Por razones de seguridad nacional y para evitar que cada año se sigan robando 60 mil millones de pesos a la nación, el Gobierno de la República dio a conocer el Plan Conjunto de Atención a Instalaciones Estratégicas de Pemex, en el que intervienen desde el pasado 21 de diciembre quince dependencias federales y que a cuatro días de su puesta en marcha arrojó la detención de tres exfuncionarios y disminuyó en 17% el robo de combustible.

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador destacó que, frente a la magnitud del robo es que cuatro mil efectivos de las Fuerzas Armadas adscritos a la Policía Naval y Militar tomaron el control de 58 instalaciones clave de Petróleos Mexicanos en las que antes los trabajadores sindicalizados  “impedían el acceso a las propias autoridades de Pemex”.

Hay información de que en algunas áreas no podía entrar Pemex, la autoridad, porque eran áreas reservadas o estaban conducidas, administradas por trabajadores sindicalizados. Pero eso ya se resolvió.  Nada más se les informó a los dirigentes sindicales que Pemex, y no sólo Pemex, el gobierno federal y las Fuerzas Armadas, iban a cuidar instalaciones estratégicas, como se está haciendo. Y ya en este plan no hay ninguna zona reservada, ni ninguna área en la que no se pueda intervenir”, afirmó.

 

ÁREA ESTRATÉGICA

López Obrador agregó que una de las zonas que tenían bajo control los trabajadores era la del monitoreo de combustible. Un área que se intervino fue la de monitoreo, porque se comprobó que se estaban violando las normas. Hay un sistema para conocer la presión de los ductos. Y hubo un día en que no se procedió a cerrar válvulas, que era lo que se debió hacer. Y ese día hubo una gran pérdida de combustible en un tramo de ductos. Y otro hecho es que se detuvo a un transportista que entraba y salía a una refinería, hay elementos”, detalló.

El Presidente informó que durante 2017 en promedio se robaron 600 pipas de combustible con 15 mil litros cada una, equivalente a 200 millones de pesos. Ante los medios de comunicación, sostuvo que si bien no existen evidencias de que exdirectores de Petróleos Mexicanos participaran en el robo de hidrocarburos, es un hecho que “sí sabían” lo que pasaba al interior de la paraestatal en las áreas de distribución de combustible y válvulas.

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador presentó ayer el Plan Conjunto de Atención a Instalaciones Estratégicas de Pemex. Foto: Eduardo Jiménez

Sabían, pero no puedo sostener con pruebas que participaban. De que sabían, sabían, porque hay hasta estadísticas. Se contrataban sistemas precisamente para la vigilancia de ductos, para medir la presión de ductos”, explicó. El Presidente destacó que, incluso, hay registro de que un día se robaron mil 145 pipas, lo que demuestra que esta conducta criminal se apoya en un sistema de distribución  de combustibles desde el interior de Pemex “porque no es fácil distribuir y vender 600 pipas diarias de gasolinas”.

Miren, mil 145 pipas por día, mil 145 pipas. Eso es huachicol, pero desde arriba. ¿Cómo se distribuyen más de mil pipas diariamente? Eso es lo que quiero puntualizar. Hay la hipótesis de que, de todo el robo, sólo el 20% se da con la ordeña de ductos, que es una especie de pantalla, que la mayor parte tiene que ver con un plan que se opera con la complicidad de autoridades y con una red de distribución. Entonces son huachicoleros de abajo y huachicoleros de arriba”, remarcó.

El Presidente hizo un llamado a ciudadanos, concesionarios y dueños de gasolinerías  a no comprar gasolinas u otro tipo de combustible robado. En cuanto a si ha tenido comunicación con el líder sindical de Petróleos Mexicanos, Carlos Romero Deschamps, el Presidente dijo que no, pero que quien ha hablado con él ha sido la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien se encargó de comunicarle que “no íbamos a tolerar a nadie, fuese de alto nivel en Pemex o trabajador sindicalizado el que participara en actos ilícitos” que dejan ganancias equivalentes al presupuesto de la UNAM y es 60 veces más de lo que se va a destinar durante 2019 a la creación de 100 universidades públicas.

El general Luis Crescencio Sandoval González, secretario de la Defensa, dijo que el Ejército vigilará “el acceso a las instalaciones, controlará perfectamente bien la entrada y salida de todos los vehículos, de todas las pipas, el cuarto de control de las respectivas instalaciones y los tanques verticales”.

 

DESMANTELADA, LA REFINERÍA DE MADERO: NAHLE

La refinería Francisco I. Madero, ubicada en la ciudad de Madero, prácticamente se encuentra desmantelada, lo que ha motivado una preocupación para el proyecto del gobierno federal, reveló la secretaria de Energía Federal, Norma Rocío Nahle García.

La funcionaria, junto con el experto refinero, José Alberto Celestinos Isaacs,   acudieron para realizar una revisión, diagnóstico y análisis sobre las condiciones en que se halla la planta.

Señaló que la fabrica se encuentra en el abandono, los almacenes están  vacíos y sin refacciones. “Tiene casi un año o más de un año sin  operación y por eso antes de que termine el año estamos aquí porque tenemos que ver qué se requiere”, dijo.

Fuente: Excélsior

Comentarios

comentarios

About the author

Artículos relacionados