Acta Pública: Agitado el maratón Guadalupe-Reyes

Compartir

Claudia Rodríguez

 

Es un hecho, que Andrés Manuel López Obrador como presidente electo y constitucional, llegó a agitar las entrañas del poder político y económico en México, y pisa fuerte paso a paso, para hacer patente que el abuso, el dispendio y la corrupción, no deberían ser adjetivos de los Gobiernos en turno de este nuestro país.

Hoy inicia el conocido maratón Guadalupe-Reyes, que de manera informal pero muy coloquial, se refiere a los días que transcurren entre el 12 de diciembre y el 6 de enero, desde el día de la Virgen de Guadalupe hasta el de los Reyes Magos.  Días que se convierten para muchos de asueto de principio a fin; porque incluso los mismos funcionarios detienen sus actividades de no ser por la Cámara de diputados, en donde los legisladores tienen que afinar y aprobar el Presupuesto de  Egresos de la Federación (PEF), a más tardar el 15 de diciembr, o 31 del mismo mes, en caso de ser año de elecciones federales.

Este maratón 2018-1019 se avizora muy agitado, sobre todo por la resistencia de jueces y algunos funcionarios públicos, enfrascados en una batalla legal para no aceptar lo que ahora se señala en la Ley General de Remuneraciones de los Servidores Públicos, en razón de que nadie en el servicio público puede ganar más que el mismo presidente de la República.

Miles estarán atentos a las resistencias, a los estira y afloja, y hasta en los acuerdos, porque de esos dependerán incluso sus propios salarios futuros.

Días de asueto los que inician, en donde comúnmente el Poder Judicial baja las cortinas para tomar unas vacaciones muy, pero muy largas.  Pero hoy se mantienen en pie de lucha contra lo que ellos señalan es la ofensa del Ejecutivo y el Legislativo por menoscabar su independencia.

Las instancias judiciales en el México, antes de ser independientes, eficaces, imparciales y expeditas en la impartición de justicia; en lo que sí se han convertido, es en una “empresa” familiar.  Los puestos se reparten incluso no entre quienes ostentan la aptitud para desempeñarlos, sino las cartas credenciales de un familiar cercano.

Sí es una batalla moral, pero nada que ver con un enjuiciamiento sumario hacia los jueces. 

El termino más acertado de justicia es equidad, y nadie con menos de ocho mil pesos de salario al mes, puede tener las mismas oportunidades que tienen quienes ganan no sólo en pesos, sino en más servicios y bienes; más de 600 mil pesos al mes.

 

Acta Divina… Jueces, magistrados, ministros y más, se sienten agraviados por el Ejecutivo y el Legislativo.

 

Para advertir… Muy zarandeada la cuesta de enero.

 

actapublica@gmail.com

Comentarios

comentarios