Padres de menor asesinado por policías, en Guerrero, no pidieron intervención de la policía

Compartir
Bernardo Torres/API 
Reportero
 
Chilpancingo, Gro. 27 de Noviembre del 2018.- Los padres de Marcos Daniel, el niño de cinco años que fue asesinado por elementos de la Policía del Municipio de Xochihuehuetlán, la noche del domingo, rompieron el silencio y aclararon que nunca pidieron el auxilio de la corporación y tampoco se trató de una sustracción del menor de su domicilio.
Fabiola Ponce Lázaro y Moisés Meza Rivera, hablaron con el Portal de Noticias Códice 23, a quien narraron como ocurrieron los hechos que acabaron con la vida de su hijo.
La madre del niño, expuso que ese día si tuvo una discusión con su esposo, quien decidió irse de su casa, Marquitos, al ver que su papá se iba se subió a la camioneta también, «entonces yo salí corriendo para evitar que mi hijo se fuera con su papá».
Señaló puntualmente que ella no solicitó el auxilio de la Policía, pero escucho las sirenas de la patrulla, que quiza andaba dando rondines o realizando algún operativo.
El padre por su parte, explicó que al notar que la policía lo seguía aceleró la marcha, pasándose varios topes, «me metí a una colonia, estacioné el carro, apagué las luces, después avancé con las luces apagadas, y me estacioné a media calle, cuando mi bebé me dice, ahí está la patrulla papá, encendí el carro y me eché a andar, y entonces escuché los disparos».
En un primer momento, relata, no se dio cuenta si eran directos o al aire «me di la vuelta y ahí me di cuenta que si eran directos, pasando la esquina como a 10 metros estaba un policía que también me disparó, me di la vuelta y traté de huir, me iba hablando mi hijo, me van a dar papi, le dije que no, ya cuando me di cuenta ya no me hablaba».
Después de esto descendió del vehículo, sacó a su hijo para ver su estado, pero los policías al ver el niño muerto huyeron del lugar, dejándolos abandonados en medio de la carretera.
Marcos Daniel, de cinco años de edad, murió víctima de las balas de la Policía Municipal, por lo que los padres exigen justicia y castigo a los responsables, porque no había ningún motivo para que dispararan «si como dicen por ahí que lo secuestré, porqué no me lo quitaron y se lo entregaron a su mamá?» se pregunta, luego de haber sepultado al menor. (Agencia Periodística de Investigación) 

Comentarios

comentarios

About the author

Artículos relacionados