Acta Pública: No parecen casualidad muertes ligadas a Odebrecht

Compartir

Claudia Rodrígez

El caso Odebrecht que en México ha derivado en investigaciones judiciales protegidas con siete candados pero muy escudriñadas por la sociedad y los medios de comunicación, sobre todo hacia los actores que mantuvieron ligas con la empresa brasileña o tuvieron beneficios directos de ésta como se sostiene en una línea de investigación hacia la campaña presidencial del mandatario federal Enrique Peña Nieto; hoy escala a niveles aún más siniestros en otros confines, que no dejan que se olvide que esto es un asunto de corte internacional y en cualquier momento el rebote macabro puede ser en tierras mexicanas.

En Colombia las investigaciones sobre los actos de corrupción en la que está enlodada Odebrecht, tomó un giro escalofriante, que lleva a evaluar hasta dónde se coludió el poder político de distintas naciones que se aventuraron en estos negocios de ganancias personalísimas.

Jorge Enrique Pizano, testigo protegido de este caso de sobornos de la constructora Odebrecht, habría fallecido de un infarto de acuerdo a las primeras declaraciones de su país; pero cuando el hijo que viajó desde Barcelona, España al funeral de su padre, murió envenenado por cianuro que se contenía en una botella de agua encontrada en casa de su progenitor; sin duda, las investigaciones tomaron un rumbo en realidad funesto.

El ya finado Jorge Enrique Pizano, habría informado desde el 20|2 y en segunda ocasión en el 2017, con las formalidades judiciales del caso; los pagos de Odebrecht  para asegurar de manera irregular, contratos en construcción de infraestructura en la misma Colombia.

No cabe duda que quienes participaron en estas transacciones desde distintos países con la constructora; habrán recibido acuse de recibo de lo que se puede perder si se habla de más.

El caso es que la mayoría de todos esos contratos firmados y llevados adelante de forma irregular, conciernen a los gobernados que ahora saben  del cómo del manejo de una parte del dinero público.

Aun cuando el Gobierno de Enrique Peña Nieto  esté por fenecer, la mano de la justicia puede alcanzar a los implicados en delitos de corrupción y soborno ligados a Odebrecht, porque esta misma no obedece de ninguna forma, a periodos sexenales y de corte interno.

La constructora brasileña le llegó al precio a muchos funcionarios y gobernantes; pero nunca les garantizó impunidad.

 

Acta Divina…Santiago Nieto, extitular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales y futuro director de la Unidad de Inteligencia Financiera, aseguró que el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, puede estar seguro de que se aplicará la ley, tras comentar que el caso Odebrecht tiene que llegar hasta las últimas consecuencias: «Lozoya puede estar tranquilo de que se aplicará la ley», señaló Nieto.

 

Para advertir…  Para qué tener tantísimo dinero, sino se puede dormir tranquilo.

 

actapublica@gmail.com

Comentarios

comentarios