Enmedio de una brutal guerra, criminales ordenan “toque de queda” en Iguala

Compartir

Cunde el miedo entre los ciudadanos y las escuelas vespertinas empiezan a establecer medidas de precaución

Jonathan Cuevas/API

Iguala, Gro. 06 de Noviembre del 2018.- La ciudad de Iguala de la Independencia que fue repleta de policías federales, marinos y militares después de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa en 2014, es nuevamente centro de una brutal guerra entre carteles del narcotráfico que ahora cunden el miedo al pretender instalar un toque de queda.

En los últimos dos días han circulado mensajes a través de redes sociales en donde un grupo criminal amenaza a la ciudadanía para que no salgan después de las 8:00 de la noche a la calle, ya que se encuentran “haciendo una limpia”.

En el texto se pide a la ciudadanía “mantener la calma” ante la ola de asesinatos que se han registrado desde el pasado fin de semana que dejó un total de 7 muertes, y entre las víctimas está el hijo de un comandante de la Policía Ministerial del Estado (actualmente con incapacidad), identificado como Hunberto Velázquez, alias “el guacho”, a quien se le advierte que “van por él”.

A los habitantes de esta ciudad se les advierte: “Por su salud y cuidado se les recomienda no salir a la calle después de las 8:00 p.m. ya que habrá toque de queda. Y no queremos niños, mujeres y hombres de trabajo inocentes”.

Junto al escrito se difundieron fotografías de varias personas presuntamente relacionadas a un grupo criminal que operaría bajo el liderazgo de “el guacho”, así como de su hijo asesinado el pasado fin de semana, de nombre Jonathan.

Durante esa jornada violenta hubo tres ejecuciones afuera del mercado municipal y cuatro al interior del Servicio Médico Forense (Semefo) junto a la carretera Chilpancingo-Iguala, donde corrió la versión de que algunas de las víctimas eran también familiares de Himberto Velázquez, quienes acudían a reclamar el cadáver del joven Jonathan.

El agente ministerial que ha sido relacionado a la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa por la revista nacional “Proceso”, se deslindó públicamente a través de un periódico local de Iguala, “El Diario de la Tarde”, a donde hizo una llamada a la redacción, de estar involucrado en los hechos ocurridos el 26 de septiembre de 2014 así como de los últimos hechos de violencia en esta ciudad.

Dijo que esta actualmente dedicado a su negocio de venta de accesorios para militares y policías, y que “su abogado ya se encarga de las acusaciones públicas que se le han hecho”.

En tanto, en la Ciudad de Iguala cunde el miedo. Algunos habitantes han tomado medidas de precaución ante las amenazas que han circulado en redes sociales e incluso algunas escuelas del turno vespertino han adoptado estrategias para evitar riesgos, entre las que destacan el adelantar una hora la salida de clases, aunque la justificación es “por el nuevo horario”. (Agencia Periodística de Investigación)

Comentarios

comentarios

About the author

Artículos relacionados