Crónica de un cambio de mando municipal en Acapulco

Compartir

 

Por: Miguel Ángel Mata Mata

 

Acapulco, Gro., a 30 de septiembre del 2018 (Síntesis de Guerrero). – Nadie le preguntó. Él se anticipó ante el sorpresivo encuentro. Abrió los ojos a lo más que dio su elasticidad. Al saludo cordial respondió con la defensiva explicación:

— “Yo siempre he sido de MORENA. Hace seis años que me registré. Siempre he apoyado a Andrés Manuel”.

— ¿Seis años? Preguntamos ante la respuesta de uno de los muchos aun funcionarios de Evodio Velázquez Aguirre que se mimetizaron y reciclaron. Ya no son perredistas. Se han purificado. Perredistas amarillos ayer. Morenistas morados hoy.

— ¿Seis años? Creo que MORENA no ha cumplido un año de su nacimiento. Ni hablar. Habrá quién se lo crea en el nuevo gobierno de no mentir, no robar, no traicionar.

EL EMPODERAMIENTO

DE LAS MUJERES

Sucedió aquí, en la tierra de mujeres sensitivas y hombres bravos y de acero. Aurora Mesa Andraca fue la primera mujer en ejercer el cargo como presidenta de un Concejo municipal en Chilpancingo.

 Fue entre 1936 y 1937. Mucho antes que se permitiera a las mujeres votar, ser votadas y aun mas, ser candidatas. Su caso fue el primero de una mujer presidenta municipal en América Latina.

En el periodo de 1978 a 1980, Magdalena Vázquez de Huicochea fue electa presidenta municipal de Chilpancingo. A ella corresponde el título como la primera mujer presidenta municipal electa en Guerrero.

El domingo, por la mañana, en el Acapulco de Juan R. Escudero, asumió como presidenta municipal electa por el pueblo, la hija de Nicolás Román Benítez, ilustre luchador social.

—Habemus presidenta municipal. Inédito. Una mujer. Se llama Adela Román Ocampo.

 

NI SON TODOS LOS QUE ESTÀN

NI ESTÀN TODOS LOS QUE SON.

Mañana de un perredismo vestido de morado. De priístas amoratados. De la misma sociedad civil que acude a los cambios de mando municipal cada tres años. De los que ven cómo muchos entran pobres y salen ricos, riquísimos.

Mañana de un ritual del cual se ausentaron muchos. En primera línea, empresarios como Jaime Camil, Tony Rullàn, Jorge Laurel, Jorge Ochoa, Susana Palazuelos, o Joaquín Salgado, compartieron con los senadores Félix Salgado y Nestora Salgado.

Éste último par huyó del recinto. La segunda antes del discurso de Adela y el primero se escurrió en tanto la presidenta terminó su discurso.

— “Deje salir a la senadora”, intervino un reportero cuando la cuidadosa logística el evento argumentó: “perdone, pero ya nadie puede salir”.

— “¿Ni siquiera a echar una miadita?”

— “Ni siquiera a eso”, respondieron. Todo se convirtió en caras con ganas de una miadita. ¡Alguien ha visto la cara de alguien cuando quiere una miadita y se tiene que aguantar? Pues más o menos.

Ex alcaldes, como las interinas Verónica Escobar y Ana María Castilleja o Luis Uruñuela Fey. Un ex gobernador, Rogelio Ortega. Diputados federales como Abelina López y ausentes, como Luis Walton, Manuel Añorve y la cobardía del que se ha ido por la puerta trasera.

 

ME LO DIJO ADELA

“Agobiados por la inmoralidad de gobiernos hundidos en la corrupción e impunidad. Hemos retrocedido a épocas de ilegalidad que pensábamos ya superadas. Los primeros problemas a los que nos enfrentaremos tienen su origen en la corrupción de las administraciones municipales pasadas. En ningún otro lugar urbano de México tenemos gente en extrema pobreza como en Acapulco”, dijo Adela en su discurso.

“. En Acapulco hay un fuerte problema de violencia hacia la mujer. Entre las mujeres golpeadas en sus propios hogares e calcula que son casi el 40% y las mujeres abusadas sexualmente alcanza la cifra de 3.3%.  Por ello habrá alerta de género en Acapulco”, dijo otra vez Adela.

“Hemos permitido que la basura prolifere en Acapulco. Combatiremos la corrupción y la impunidad. El dispendio y la suntuosidad son vicios que han afectado gravemente al erario y la sencillez y la moderación siempre han estado ausentes”.

Por ello, nos lo dijo Adela, “la tarea principal de éste gobierno será empoderar a la ciudadanía como coadyuvante del ejercicio del gobierno para construir una auténtica democracia participativa”.

Nos lo dijo Adela. Reconoció la disposición del gobernador, Héctor Astudillo Flores, por el compromiso financiero con el que habrá de apoyar a Acapulco y la coordinación institucional que “seguramente estableceremos durante la gestión de mi gobierno”.

LAS RESPUESTAS

Tulio Pérez Calvo, secretario de finanzas del gobierno de Guerrero, en representación del gobernador Héctor Astudillo, ofreció un reconocimiento “a la primera mujer en ser electa presidenta municipal de Acapulco”, con la que, dijo, “habrá colaboración institucional más allá de las diferencias de los partidos para que, “juntos, saquemos a Acapulco adelante”.

El coordinador del Congreso Local, Pablo Amilcar Sandoval Ballesteros, recordó que el pueblo votó por la pluralidad y para que, más allá de las diferencias de partidos, se lleven a cabo buenos gobiernos.

NO ROBAR, NO MENTIR,

NO TRAICIONAR  

Adela Román Ocampo, primera mujer electa como presidenta municipal de Acapulco, concluyó su discurso con la frase de Andrés Manuel López Obrador: “no mentir, no robar, no traicionar”.

Nos preguntamos. ¿Quiénes de los ex presidentes municipales han mentido, han robado o han traicionado?

Manuel Añorve Baños obtuvo su carta de liberación por sus manejos administrativos de Acapulco por parte de la Auditoría General de la Federación, cuando el panista Felipe Calderón fue Presidente, en Guerrero gobernaba el perredista Ángel Aguirre y el Congreso Local era de mayoría perredista.

Alberto López Rosas aún tiene adeudos con el Servicio de Administración Tributaria. Tal parece que pretende que el ayuntamiento de Acapulco pague un adeudo por algo así como cincuenta millones de pesos. Aun así, obtendrá su carta de liberación, pues se trata de cuestiones técnicas.

Luis Walton Aburto está en un periodo de comprobación y no tardará en obtener su carta de liberación.

Ellos tendrán su carta de liberación. Adela ha obtenido una carta en blanco firmada por miles de ciudadanos que en ella creen y ¿Evodio Velázquez Aguirre?

Él ha obtenido una carta enviada por las Secretarías de la Defensa Nacional y de la Marina Armada de México para que en un plazo de 72 horas explique el faltante de 342 armas de la Secretaría de Seguridad Pública en Acapulco.

QUÈ TRISTE

VIVE MI GENTE

Metió su tarjeta al cajero de Banorte, en la tienda Chedraui de la Calzada Pie de la Cuesta. Detrás de él una fila de al menos veinte empleados municipales a quienes pagan en lista de raya.

–.” No depositaron”, lloró.

Piso su chancla de hule y pata de gallo. Salió con su familia de la tienda. No pudo hacer despensa. No comieron.

El primer reto de la presidenta municipal de Acapulco es pagar las quincenas que no pagó un cobarde y malvado expresidente municipal de Acapulco. Nomás dejó sin comer a miles de humildes trabajadores.

— ¡Qué triste vive mi gente, mientras el cobarde y malvado se ha enriquecido”!

Comentarios

comentarios