Mexicanos consumen casi 7 veces más datos que hace 3 años

Compartir

En el primer trimestre de 2018 los usuarios de celulares en México consumieron 6.9 veces más datos que en el mismo periodo de 2015.

Hasta hace algunos años, Sonia tenía contratado un plan de telefonía móvil que le permitía acceder a internet de manera limitada, por lo que casi siempre procuraba conectarse a través de redes WiFi para no gastar sus datos.

Sin embargo el abaratamiento de los planes, la expansión de los megas disponibles y la oferta de acceso a redes sociales gratuitas como Facebook o Whatsapp la han motivado a consumir más datos.

Según datos del Banco de Información de Telecomunicaciones del IFT, en el primer trimestre de 2018 los usuarios de celulares en México consumieron 6.9 veces más datos que en el mismo periodo de 2015, al sumar un total de 362 mil 476.21 terabytes entre los 11 operadores móviles que hay en el mercado.

Expertos del sector indicaron que la Reforma de Telecomunicaciones fue el principal detonador del cambio en el mercado móvil, pues no sólo trajo consigo nueva competencia con la llegada de AT&T, sino también provocó la reconfiguración en la oferta de los servicios dado el auge de las redes sociales, servicios, aplicaciones y contenido a través de internet.

Gonzalo Rojón, socio director de The Competitive Intelligence Unit (CIU), comentó que el catalizador para el mayor consumo de datos fue la expansión de los paquetes y reducción de precios.

“Ahora todas las personas están haciendo uso de sus datos porque su plan lo permite. El usuario cuenta con un equipo inteligente, con ofertas que van a la baja y contemplan un mayor volumen de datos”, dijo Rojón.

De acuerdo con los últimos datos disponibles del Inegi —que están sobre una nueva base—, a julio de este año los precios de telefonía móvil se redujeron un 31.1 por ciento respecto al mismo mes de hace tres años.

Para Jorge Bravo, analista de Mediatelecom, Policy & Law, lo que detonó las ofertas atractivas en datos móviles fueron el conjunto de servicios, aplicaciones y contenido que pueden ofrecer un operador de telecomunicaciones.

“Por ejemplo, cuando un operador regala redes sociales, el usuario consume datos que aparentemente no se cobran y por eso está todo el tiempo conectado; pero llegará un momento que un operador ofrezca contenido premium o una mejor calidad de video, mayores velocidades de descarga o aplicaciones más potentes, por lo que en el futuro se explotará mucho más”, pronosticó el experto del sector.

De acuerdo con The CIU, el abaratamiento de precios y los esquemas de redes ilimitadas han llevado a un cambio en el comportamiento de los denominados ‘Wifieros’ -es decir, usuarios más conectados a redes WiFi-, ya que ahora consumen sus propios datos.

Ver videos por YouTube, hacer una videollamada por Skype o una conferencia por WhatsApp son las actividades que consumen más datos respecto a revisar un estado en Facebook, subir un tuit o una foto en Instagram.

Ramiro Tovar, experto en temas de telecomunicaciones, explicó que la competencia por brindar la mayor capacidad de datos detonó este uso intensivo de internet y redes sociales, lo que hacia adelante también será un reto pues en opinión, sólo sobrevivirán aquellas ofertas que sean mucho más flexibles y atractivas en el consumo de megas.

“La variedad tarifaria tiene que diferenciarse de otras maneras, porque los paquetes de datos van a tener que permitir mayor tráfico, pues cada vez van a ser más insuficientes los datos ofertados cuando haya más demanda”, aseveró Tovar.

Datos al segundo trimestre de este año de The CIU reflejan que Telcel posee el 63 por ciento de las líneas activas en el mercado mexicano, mientras que el 21.6 por ciento están en manos de Telefónica, 13.9 por ciento de AT&T y 1.5 por ciento de los Operadores Móviles Virtuales (OMVs).

La infraestructura es la base para soportar la demanda de datos que se dará ante el eventual surgimiento de más servicios móviles, sobre todo de contenido y para conectar objetos a internet, el conocido Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés).

Jorge Fernando Negrete, director general de Mediatelecom, explicó que, a pesar de que no hay una cobertura total en México, los operadores de telefonía móvil se han encargado de invertir en sus propias redes para hacerlas más robustas y veloces, como la 4G y 4.5G, una apuesta que en los últimos años han hecho principalmente Telcel y AT&T.

No obstante, Negrete aseguró que uno de los principales retos hacia adelante será la llegada de la red 5G que requerirá tener 10 veces más fibra óptica y radiobases.

“Tenemos que encontrar políticas que fomenten la inversión; necesitamos un reseteo en la inversión de telecom, pues aunque ya logramos muchos beneficios, necesitamos estímulos y no se van a lograr si no hay despliegue de fibra óptica y convergencia”, subrayó el experto.

Fuente: El Financiero

Comentarios

comentarios

About the author

Artículos relacionados