BAJO FUEGO: Ayutla

Compartir

Jul/23/2018.

La primera elección por usos y costumbres en Guerrero se llevó a cabo en un marco de concordia y paz el pasado 15 de julio en la histórica ciudad de Ayutla de los Libres que, con este inédito ejercicio de democracia directa, hizo honor a su nombre.

De esta manera, después de un largo litigio que se ventiló durante cuatro años ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), el máximo tribunal de justicia del país finalmente determinó la viabilidad jurídica del proceso electivo por sistemas normativos propios en el municipio de Ayutla.

Esta batalla legal, con todos los obstáculos que implicó, fue conducido por el joven y brillante abogado comunitario Manuel Vázquez Quintero, quien con el tesón que lo caracteriza logró que la Suprema Corte dictaminara a favor de los usos y costumbres, proceso que culminó exitosamente el pasado domingo 15.

Vázquez Quintero enfrentó una oposición rabiosa tanto de los cacicazgos tradicionales como de los partidos políticos, que buscaron por todos los medios desbarrancar el proyecto de los pueblos originarios.

Empero, no fue el esfuerzo de un solo hombre el que desembocó en la elección, sino el de toda una colectividad en la que cohabitan poblaciones Tu’un savi, Me’ Phaa, comunidades mestizas e incluso un pequeño sector de pueblos negros que radican en la región.

Aunque originalmente el proyecto fue impulsado por la Unión de Pueblos y Organizaciones del estado de Guerrero y su Sistema de Seguridad y Justicia (UPOEG-SSJC), con el paso del tiempo se incorporaron organizaciones como el Consejo Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC-PC) y la Organización del Pueblo Indígena Me ‘Phaa (OPIM), así como comisarios, comisariados ejidales, principales y liderazgos naturales de los pueblos del municipio.

De esta manera, los casi 61 mil habitantes de Ayutla participaron, mediante una representación colectiva elegida previa y cuidadosamente, comunidad por comunidad -en un proceso de consulta que dilató meses-, en esta histórica decisión comunitaria equiparable con la promulgación del Plan de Ayutla de 1854.

Por lo menos así lo tienen considerado los liderazgos indígenas de ese histórico municipio ubicado en la Costa Chica de Guerrero, de donde en aquel tiempo partió la iniciativa popular para luchar contra la dictadura de Antonio López de Santa Anna.

Por: José Antonio Rivera Rosales

Comentarios

comentarios

About the author

Artículos relacionados